Garzón cita al ex alcalde de Pozuelo por el Jaguar que recibió de Correa

El juez también imputa a Jesús Sepúlveda, ex jefe electoral del PP, haber cobrado 423.000 euros en comisiones


El juez Garzón interrogará el miércoles al ex alcalde de Pozuelo, Jesús Sepúlveda, por el automóvil Jaguar que recibió de Francisco Correa, presunto jefe de la trama de corrupción que afecta a altos cargos del PP. El ex regidor, ex responsable del aparato electoral del PP y ex marido de la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, está imputado en el caso Gürtel por presunto cobro de 422.992 euros en comisiones y podría incorporar a su causa un presunto delito de cohecho por aceptar el vehículo de lujo. Garzón, que se inhibió en la causa al haber aforados, pero está a la espera de respuesta de los tribunales superiores, preguntará a Sepúlveda por la forma en que adquirió en 1999 el Jaguar.

El ex regidor negó el jueves haber recibido «gratis» el automóvil y dijo que fue un canje al interesarse Correa por un BMW de su propiedad y con varios años de antigüedad. La diferencia, según Sepúlveda, la pagó en efectivo, aunque no presentó factura de la transacción. El juez sostiene que el ex alcalde era en el PP persona «de confianza» de Correa, con trato comercial.

El magistrado tomará declaración además al ex alcalde de Arganda del Rey Ginés López, también del PP e imputado por el cobro de 523.439 euros en comisiones, y a los ex concejales de Boadilla del Monte y Estepona José y Ricardo Galeote, padre y hermano del eurodiputado del PP Guillermo Galeote. El primero habría cobrado 612.506 euros en comisiones, y el segundo, 42.469. También están citados el ex diputado autonómico de Madrid y ex viceconsejero de Inmigración Carlos Clemente, y el ex director general de Urbanismo de Boadilla Tomás Martín Morales por el cobro de comisiones a cambio de adjudicaciones a empresas de la trama.

Todos están imputados por cohecho, tráfico de influencias, asociación ilícita, blanqueo de capitales y falsedad documental. Garzón considera que Correa contrató obras y servicios gracias al casi «monopolio» en la adjudicación de contratos en varios municipios. En otra de las ramificaciones del caso Gürtel, el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, presunto beneficiario de trajes a medida pagados por la trama corrupta, sostuvo ayer que «las cosas se van aclarando» y al final «resplandecerá la verdad sobre la mentira y la insidia».

El sastre señala a Pablo Crespo

El diario El País publicó declaraciones de José Tomás, sastre de Camps, en las que se reafirma que confeccionaba trajes para este y otros altos cargos valencianos que luego pagaba Pablo Crespo, ex secretario de Organización del PP gallego y ahora encarcelado. Este «venía cada seis meses con un fajo de billetes de 500 euros y pagaba 30.000 o 35.000 euros» por las vestimentas. Camps no comentó la versión del costurero y se declaró «más ilusionado, más fuerte y más contento que nunca» porque va a prevalecer la verdad ya que «cien mentiras no hacen una verdad». Cada día, agregó, se dicen «cosas contradictorias y diferentes». Camps dijo que por ahora no puede hacer nada más que «esperar, tener confianza, paciencia e ilusión» hasta que «todo se aclare». La Generalitat valenciana emitió un comunicado anunciando las acciones legales que estén a su alcance para defender «el honor y la dignidad» del presidente.

Mientras, el secretario de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, lo acusa de crear una red delictiva y esconderse tras el presidente del PP, Mariano Rajoy. La dirección nacional de los populares confía en Camps y en que la Justicia resuelva lo antes posible la «indefensión».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Garzón cita al ex alcalde de Pozuelo por el Jaguar que recibió de Correa