El juez Garzón busca nuevas pruebas contra el tesorero del PP

La policía apenas ha podido analizar una décima parte de la documentación hallada en los registros


Baltasar Garzón no se da por vencido. El magistrado de la Audiencia Nacional ha ordenado a la Unidad de Delincuencia Económica y Financiera (UDEF) de la Policía Judicial catorce nuevas investigaciones sobre la trama de corrupción tejida por el empresario Francisco Correa. Algunas de estas investigaciones están dirigidas a obtener más pruebas contra cargos del PP aforados nacionales, entre ellos el tesorero del partido, Luis Bárcenas, a quien el empresario encarcelado acusó en una conversación grabada sin su permiso de haber recibido más de mil millones de las antiguas pesetas.

El juez quiere conocer si hay indicios más sólidos contra Bárcenas, cuyas iniciales aparecen en varios documentos encontrados en los registros realizados en las empresas implicadas en la red que controlaba Correa, así como contra otros dirigentes del PP. La pasada semana, la Fiscalía Anticorrupción informó al magistrado de que de momento no encuentra indicios suficientes para acusar a aforados nacionales, lo que obligaría a derivar el sumario al Tribunal Supremo.

Según fuentes policiales, parte de las diligencias ordenadas por el juez afectan a los seis imputados, a los que interrogará el próximo miércoles: Jesús Sepúlveda, ex alcalde de Pozuelo de Alarcón; Ginés López, ex alcalde de Arganda del Rey; José y Ricardo Galeote, padre y hermano del eurodiputado Gerardo Galeote, ex concejales de Boadilla del Monte (Madrid) y Estepona (Málaga), respectivamente; Carlos Clemente, ex diputado del PP en la Asamblea de Madrid, y Tomás Martín Morales, ex director general de Gestión Urbanística y Consumo de Boadilla del Monte.

Los mandos de la UDEF reconocen que apenas han podido expurgar una décima parte de toda la documentación contable incautada en los pisos de seguridad y otros locales de la trama registrados tras la captura de Correa y sus más cercanos colaboradores el pasado 6 de febrero. Las 37 primeras imputaciones, explicaron responsables del caso, fueron fruto exclusivamente de las investigaciones previas a la redada.

Casi 20.000 folios

Garzón mantiene su competencia para investigar el caso Gürtel hasta que los tribunales superiores de Madrid y Valencia acepten la causa en lo que a los respectivos aforados regionales se refiere, y en tanto delimiten qué porción de los hechos investigados reclaman. Ayer comenzaron a viajar por fin copias de la causa desde la Audiencia Nacional hasta sus destinos madrileño y valenciano. Son nueve cajas con los casi 20.000 folios de las diligencias previas 275/08. Según explicaron fuentes judiciales, el sumario no llegará completo a su destino: faltan algunas piezas separadas porque los servicios de reprografía no dan abasto.

Garzón interrogó ayer de nuevo a José Tomás García, sastre del presidente valenciano. Citado en calidad de testigo, fue preguntado sobre el supuesto pago en trajes que el hombre de confianza de Correa en Valencia, Álvaro Pérez, hizo a Camps.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El juez Garzón busca nuevas pruebas contra el tesorero del PP