Carme Chacón defiende la presencia en el país asiático por la necesidad de combatir el terrorismo


La ministra de Defensa, Carme Chacón, justificó ayer la presencia española en Afganistán por la lucha contra el terrorismo islamista que declaró la guerra al mundo civilizado el 11-S y porque allí está la «base operativa» de Al Qaida. La titular de Defensa, en la presentación del presupuesto para el 2009 ante el pleno del Congreso, recordó el valor y heroísmo de los dos militares muertos en el atentado de Afganistán y aseguró que la seguridad de los soldados en el exterior es una «prioridad absoluta» de su departamento y del Gobierno.

Tras recordar las masacres del terrorismo internacional de origen islamista, como Nueva York, Bali, Casablanca, Londres y Madrid, entre otras, Chacón dijo que España, desde el 11-S, ha pagado un alto precio en vidas, tanto civiles como militares. Reconoció que hay riesgos en las misiones y dijo que ignorarlos sería una muestra de ingratitud.

En su intervención agradeció el apoyo recibido de todos los grupos parlamentarios ante el atentado del pasado domingo, del que informará el lunes en una comparecencia específica ante la Comisión de Defensa, en la que también detallará los avances en la investigación sobre el ataque.

Por otra parte, la ministra dijo que el presupuesto de su departamento para el 2009 priorizará la seguridad de los soldados en el exterior. Añadió que los presupuestos son austeros, rigurosos y solidarios, porque son «tiempos de apretarse el cinturón». En todo caso, aseguró que permitirán cumplir con los compromisos y mantener la capacidad operativa de los Ejércitos y la seguridad. Además de que los principales programas de modernización -Leopardo, Eurofighter, Tigre o fragatas 100- están totalmente garantizados.

Reforzar la seguridad

El portavoz del PP, Arsenio Fernández de Mesa, solicitó la retirada de los presupuestos para Defensa con el argumento de que no cubren las necesidades que tienen las Fuerzas Armadas, entre ellas las de seguridad de las tropas y de apoyo logístico. Fernández de Mesa exigió un incremento de los fondos destinados a la renovación de los blindados, como los BMR, el modelo de vehículo que transportaba a los dos militares muertos en Afganistán el pasado domingo en un atentado suicida. En su opinión, este proceso de renovación «no admite demoras, porque la triste experiencia demuestra que los BMR se han convertido en muchas ocasiones en ataúdes de nuestros militares».

El diputado del PP exhortó a Chacón a redactar otro presupuesto «si de verdad» se quiere ser solidario con «quienes se juegan la vida a diario en las misiones en el exterior». Aprovechó para solicitar a la ministra que decrete el ascenso del brigada Juan Andrés Suárez y del cabo primero Rubén Alonso tras su muerte en Afganistán.

El diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares volvió a defender la retirada de Afganistán y la reconsideración de la estrategia militar a la vista de la situación en que está el país asiático. «No es compatible construir con destruir, reconstrucción con ocupación. Cada vez se parece más a Irak», dijo Llamazares.

La diputada de UPyD, Rosa Díez, se mostró favorable a la continuidad de la misión y a estudiar un incremento del número de 3.000 soldados para las misiones de paz en el extranjero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Carme Chacón defiende la presencia en el país asiático por la necesidad de combatir el terrorismo