La Justicia obliga a la Generalitat a aplicar la tercera hora de lengua castellana


El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ordena a la Generalitat que adopte las medidas necesarias para el «estricto cumplimiento» de la impartición de la tercera hora de castellano en los centros de educación primaria.

La sala de lo Contencioso-Administrativo acordó, como medida cautelar, requerir a la Administración «el estricto cumplimiento por los centros docentes de la implantación del número de horas total destinadas al área de lengua castellana, hasta alcanzar un número global de 665 horas, identificando las materias que se ofrezcan en lengua castellana, y ello desde el día del inicio del curso 2008-2009».

El TSJC tomó esta decisión tras constatar la situación de «incumplimiento» de la normativa por parte del departamento de Educación, que aplazó en varias ocasiones el plazo en el que las escuelas estaban obligadas a presentar su proyecto lingüístico, documento que tiene que especificar cómo incorpora cada centro la tercera hora de castellano.

Sin embargo, para el conseller de Educación, Ernest Maragall, la decisión judicial es «explícitamente favorable» a la posición mantenida por el ejecutivo catalán, porque rechaza la adopción de medidas cautelares contra el decreto impulsado por el Govern, tal y como solicitaba Convivencia Cívica Catalana, la organización que presentó el recurso contra la normativa.

El decreto que el Govern elaboró de cara al curso 2008-2009 «queda confirmada y plenamente vigente», destacó Maragall en un comunicado de prensa.

Recurso de la Generalitat

Sin embargo, el portavoz del PSC, Miquel Iceta, dijo en Madrid, donde participa en el 37.º congreso federal del PSOE, que el Gobierno catalán estudia recurrir la decisión del TSJC para aclarar la vigencia de la normativa lingüística de la Generalitat antes del próximo curso.

Desde el departamento de Educación se considera que la parte dispositiva de la resolución insta al cumplimiento de impartir el número de horas destinadas al castellano dentro de la etapa de educación primaria, que consta de seis cursos, sin cuestionar cómo se deben repartir las horas a lo largo de este período.

Con respecto al punto del auto en el que se insta a los centros educativos a identificar las materias que se ofrecen en castellano, Educación se ha comprometido a disponer de toda la información necesaria.

El secretario general de ERC, Joan Ridao, se sumó a las tesis del departamento de Educación y cree que, en el fondo, el TSJC da la razón a la Generalitat porque no estima la suspensión cautelar de la normativa del Gobierno catalán.

ERC quiere acelerar los trabajos para aprobar antes del próximo 1 de enero la nueva ley educativa de Cataluña que blinde la inmersión lingüística en catalán, destacó Ridao, que aseguró que mientras Esquerra esté en el Gobierno no habrá tercera hora de castellano. Por su parte, el líder de CiU, Artur Mas, instó a la Generalitat a presentar un recurso de súplica ante la decisión del TSJC y acusó al Ejecutivo autonómico de actuar como cómplice del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que busca, dijo, «cargarse» el modelo educativo de inmersión lingüística en catalán.

Mas recordó que en tiempos de Jordi Pujol las autoridades españolas trataban igualmente de «agrietar» el sistema educativo catalán, pero la Generalitat entonces lo impidió, mientras que ahora el tripartito demuestra una «extrema debilidad» en este tema. Ante este escenario, la única tabla de salvación que observa Mas es aprobar inmediatamente una ley catalana que blinde el modelo de inmersión y marque claramente a los centros educativos catalanes qué instrucciones deben seguir de cara al próximo curso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

La Justicia obliga a la Generalitat a aplicar la tercera hora de lengua castellana