El PSOE quiere pactar con CiU en el Congreso, pero Mas lo descarta mientras continúe el tripartito en Cataluña


Es la primera vez que los socialistas tiran los tejos tan claramente a CiU tras las elecciones del 9-M. Lo hizo ayer su portavoz en el Congreso, José Antonio Alonso, el político que goza de la máxima confianza del presidente del Gobierno. «Convergència i Unió es un partido responsable, no sería extraño que nosotros buscásemos fórmulas más o menos estables de colaboración, ya que hemos de gobernar y dar apoyo al Gobierno», aseguró el ex ministro en declaraciones a TV3. Añadió que «después del verano será un buen momento para estabilizar las alianzas políticas para tener una legislatura tranquila y remontar la situación económica». El objetivo son los diez escaños de CiU, que completarían la mayoría absoluta del PSOE sin necesidad de buscar otros apoyos.

El movimiento táctico de Alonso provocó varias reacciones. El portavoz de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, dio luz verde a esa colaboración, recordando que ya en la campaña electoral el PSC dejó claro que no se opondría a ella. «Todo lo que sea implicación de fuerzas política catalanas en el Gobierno de España nos parece bien», aseguró. Sin embargo, no perdió la ocasión para recalcar que en CiU hay una «división interna» en este tema. Aludía a que el portavoz de los nacionalistas en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, es partidario de pactar con el PSOE e incluso de que en el futuro haya ministros de CiU en el Gobierno, una posición que no comparte el líder de la federación, Artur Mas, como quedó de nuevo de manifiesto en las declaraciones que hizo ayer. Marcó distancias con el Gobierno tras el guiño de Alonso y el que hizo el propio Zapatero en la conferencia que pronunció el sábado en Barcelona, en la que expresó su agradecimiento a los grupos que están dispuestos a contribuir a la gobernabilidad. Según el líder nacionalista, de poco les servirán esas «lisonjas» a los socialistas mientras CiU siga estando en la oposición en Cataluña y no se aplique el Estatuto catalán. «Mientras haya un tripartito en Cataluña al que tenemos que hacer una oposición cada día, no se puede apoyar a los socialistas en Madrid. Es incompatible, sería una incongruencia», manifestó. Mas dijo que su grupo «no está a partir un piñón» con los socialistas y restó importancia al apoyo que CiU dio al PSOE para que el Congreso rechazase una moción contra el nombramiento de David Taguas al frente de la patronal inmobiliaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El PSOE quiere pactar con CiU en el Congreso, pero Mas lo descarta mientras continúe el tripartito en Cataluña