El Gobierno alerta de la situación de sequía en el Mediterráneo, el Tajo y el Guadalquivir

Medio Ambiente insiste, no obstante, en que el abastecimiento de agua a los ciudadanos está garantizado.


El Gobierno ha advertido de la gravedad del actual ciclo de sequía en el arco mediterráneo, en la cabecera del Tajo y en la cuenca del Guadalquivir, aunque ha insistido en que el abastecimiento de agua a los ciudadanos está garantizado.

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, ha presentado al Consejo de Ministros un informe sobre la prolongada situación de sequía. La vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha dicho que la situación «requiere la colaboración de los ciudadanos y de las administraciones públicas» para garantizar el suministro de agua potable a toda la población. De la Vega ha insistido en que los ciudadanos «pueden estar tranquilos, porque el abastecimiento de agua seguirá estando plenamente garantizado».

El informe presentado por la ministra de Medio Ambiente pone de relieve que tanto el periodo de otoño como el de invierno se han cerrado como «los más secos de la serie histórica» en todo el arco mediterráneo, cabecera del Tajo y cuenca del Guadalquivir. El Ejecutivo, subraya el informe, continúa implantando medidas de gestión, y cita entre éstas el fomento del ahorro de agua por parte de los ciudadanos y la ejecución de infraestructuras en los lugares donde no es posible resolver la situación exclusivamente con medidas de gestión.

En la Cuenca del Guadalquivir la situación de las reservas es peor que la del pasado año hidrológico en las mismas fechas, aunque según el informe no se esperan problemas en el abastecimiento a las poblaciones. En las cuencas del Segura y del Júcar se prevén aportaciones incluso por debajo de las del año hidrológico 2005-2006, hasta ahora el peor año de sequía de la historia, y se esperan «importantes restricciones» en el regadío.

Según el informe, en las Cuencas Internas de Cataluña la situación «es muy delicada para todos los usos». En el caso de la Cuenca Mediterránea Andaluza, el informe revela que la situación de sequía que afecta al regadío incidirá de modo importante en las cosechas; y en cuanto al abastecimiento a la población, persiste la situación «delicada» en Málaga ciudad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El Gobierno alerta de la situación de sequía en el Mediterráneo, el Tajo y el Guadalquivir