Rajoy ya prometió en el 2004 plantar 800 millones de árboles


A pesar de que los 500 millones de árboles que el líder del PP, Mariano Rajoy, se compromete a plantar en España si gana las elecciones han creado polémica -eso significaría cultivar cuatro árboles por segundo durante cuatro años-, estos son apenas poco más de la mitad de los prometidos en la campaña electoral del 2004.

Durante los meses previos a las elecciones del 2004, el líder de los populares se comprometió a plantar 800 millones de árboles, es decir, alrededor de 20 por cada habitante. Pero las promesas de reforestación a gran escala del Partido Popular se remontan más atrás en la historia, ya que en 1996 su propuesta era reforestar un millón de hectáreas.

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, calificó ayer de ocurrencia la propuesta lanzada por Rajoy. «Ayer conocíamos las propuestas del Partido Popular en relación con el cambio climático y podemos valorarlas como sorprendentemente excesivas», dijo. Añadió que la idea popular «entra dentro del campo de las ocurrencias».

Según Narbona, la inviabilidad del proyecto responde no solo a su coste económico, sino a la imposibilidad de obtener las 500.000 hectáreas que serían necesarias para plantar esa cantidad de árboles, ya que son en su mayoría de propiedad privada. «El problema ya no es ni siquiera de coste económico o de velocidad de crucero plantando árboles a un ritmo desenfrenado, sino que la mayoría de las posibles hectáreas forestales todavía libres en España son privadas», destacó la ministra.

La propuesta es posible

Por su parte, el director técnico del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes, Jesús González, aseguró ayer que la propuesta de Rajoy de plantar 500 millones de árboles en cuatro años, «es posible en espacio y tiempo». «A cualquiera que está acostumbrado a manejar repoblaciones, no le parece descabellado», señaló en declaraciones a la prensa. Según dijo González, «en España se pierden todos los años bastantes zonas arboladas por los incendios y existen multitud de tierras, dedicadas anteriormente a la agricultura, abandonadas y, por tanto, susceptibles de repoblar».

Pero no todos están de acuerdo con esto, como el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, quien declaró ayer que esta iniciativa demuestra que en el PP no tienen «mucha idea» en esta materia y que «hay muchos intereses detrás» de los populares «para favorecer a los amigos que tengan empresas forestales». Llamazares dijo además que tiene la impresión de que Mariano Rajoy, «tiene un primo nuevo que es dueño de una papelera».

También el número dos de la candidatura de IU por Madrid, Joaquín Nieto, destacó que la propuesta la «han pensado a última hora y sin echar cuentas». ?No es serio, dijo, «sacarse de la chistera 500 millones de árboles sin explicar cuándo ni dónde se van a plantar ni qué especies».

Por otra parte, el coste de la reforestación es otro eje polémico: mientras los socialistas calculan que plantar cada uno de los 45 millones de árboles que prometen cuesta dos euros, el PP calcula 1,50 euros, según se desprende del presupuesto asignado para cada propuesta. ?Pero ambos están muy lejos de las estimaciones de la Fundación Más Árbol, que calcula un coste mínimo por árbol de 14 euros, si se pretende plantarlos además de una forma sostenible y mantenida en el tiempo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Rajoy ya prometió en el 2004 plantar 800 millones de árboles