Zapatero medita sustituir a Álvarez y Moratinos si gana las elecciones

Cristina Narbona, cuya gestión es considerada poco eficaz, es otra ministra en la cuerda floja


José Luis Rodríguez Zapatero construirá su futuro Ejecutivo, en caso de ganar las elecciones, sobre los mismos pilares sobre los que ahora descansa. Fuentes gubernamentales aseguran que el presidente hará pocos cambios en el equipo actual, pero dan por hecho que se caerán dos nombres: el del titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y el la de la responsable de Fomento, Magdalena Álvarez.

Zapatero no se pronunciará al respecto hasta que llegue el momento. «Primero vamos a ganar; ya habrá tiempo para reflexionar sobre eso», replicó el pasado viernes ante las preguntas sobre si tiene intención de cambiar la estructura de su Gabinete y crear una vicepresidencia específica para la lucha contra el cambio climático. En principio, no habrá pues más designaciones previas, pero todo depende de las necesidades electorales. Fue ese el motivo, según fuentes del Gabinete socialista, de que anunciara que el ministro de Economía, Pedro Solbes, repetirá en el cargo.

«A Zapatero -insisten en la Moncloa- le interesa transmitir la idea de que el equipo que ha tenido una legislatura de éxito continuará». El caso de Solbes era el más paradigmático porque, a ojos de los más veteranos socialistas, es la otra cara de la moneda del presidente y su presencia en el Gobierno aporta serenidad y confianza no solo en los sectores empresariales, sino también a esa parte del electorado de izquierdas que se muestra receloso ante el nuevo panorama de incertidumbres económicas.

La ratificación de Fernández de la Vega fue, de acuerdo a las mismas fuentes, una consecuencia sobrevenida de aquel anuncio. Pero también sirvió al secretario general socialista para contrarrestar los efectos de esa imagen de improvisador que ha cosechado hasta en su propio partido. La vicepresidenta es vista en muchos sectores como la apagafuegos del Gobierno, es la ministra mejor valorada según el CIS y supone la garantía de que una mano de hierro seguirá preparando cada miércoles los Consejos de Ministros.

Núcleo duro

Fuentes próximas a Zapatero dan por sentado que también repetirán, aunque quizá no en sus actuales puestos, Pérez Rubalcaba, Alonso, Fernández Bermejo y Caldera, así como los que entraron en su Gabinete con la última remodelación: los ministros de Sanidad, Bernat Soria; Cultura, César Antonio Molina, y Vivienda, Carme Chacón. Este último caso dependerá, matizan, de su propia decisión, porque la cabeza de lista del PSC por Barcelona espera su primer hijo para el próximo año.

En la lista de ministros salientes sitúan a Moratinos, muy vapuleado por la oposición en esta legislatura y del que dicen que «está algo triste», a Magdalena Álvarez y a la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, a la que en algunos círculos gubernamentales se considera como eficaz en la venta de su gestión pero poco efectiva en términos reales. Rodríguez Zapatero aseguró que en ningún momento se ha planteado cambiar a la titular de Fomento, pero añadió un irónico «en estos tiempos -en referencia a la cercanía de las elecciones- sería bastante absurdo». También apuntó que es su obligación garantizar que si un ministerio comete un error, no lo repetirá. La frase vino después de admitir los problemas en la línea del AVE a Barcelona.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Zapatero medita sustituir a Álvarez y Moratinos si gana las elecciones