Más 500 personas luchan contra los incendios en Castellón

Ya han ardido más de 1.500 hectáreas.


Más de 500 personas trabajan en la extinción del incendio forestal que el pasado martes comenzó en la localidad de Les Useres (Castellón) y que se prevé que siga activo por tercera noche consecutiva, después de quemar miles de hectáreas y afectar a un total de seis términos municipales.

Uno de los tres frentes de fuego, el de la localidad de Llucena, es especialmente preocupante, según fuentes de los servicios de extinción, por lo que en ese lugar se han concentrado los más de 30 aviones y helicópteros que podrán actuar hasta que llegue la noche para evitar que las llamas afecten al Parque Natural de Peñagolosa, con masa de pinar muy densa y de alto valor ecológico.

Los de los otros dos frentes, el de Bovalar esta «estabilizado», y el de Costur se encuentra «delimitado», según el vicepresidente primero del Gobierno valenciano, Vicente Rambla.

Un total de 26 brigadas forestales, con 37 autobombas y cubas, y 165 integrantes de la Unidad Militar de Emergencia (UME), tendrán que luchar contra el fuego durante la noche sin el apoyo de los medios de extinción aéreos.

Las 125 personas desalojadas de sus casas desde ayer por el avance del fuego han vuelto a sus domicilios, según el Centro de Emergencias de la Generalitat.

Respecto a la superficie afectada por el incendio, el vicepresidente primero del Gobierno de la Generalitat afirmó que sigue aumentando «de forma sustancial» y podría haber aumentado en «varios miles» de hectáreas.

El vicepresidente hizo esta apreciación en una rueda de prensa al ser preguntado por el número de hectáreas quemadas en este incendio que afecta a los términos municipales de Les Useres, Llucena, Costur, Alcora, Atzeneta del Maestrat y Figueroles y que comenzó por una negligencia en unos trabajos en la red eléctrica.

Rambla no ofreció ninguna cifra concreta, después de que ayer hablara de más de 1.500 hectáreas quemadas, y se limitó a precisar que desde entonces podría haber aumentado en «varios miles».

Según vecinos de Les Useres, «más de medio término municipal está quemado», lo que supondría, sólo en esta localidad, unas 2.500 hectáreas.

Por el momento la superficie quemada ha sido mayoritariamente de monte bajo y matorral, además de afectar a huertos de almendros, olivos y garroferas que, según los vecinos, «son de gran valor y será muy difícil recuperarlos».

El gobierno valenciano anunció que en su sesión plenaria de mañana aprobará las primeras medidas para afrontar los daños ocasionados en las zonas quemadas.

Por otra parte, la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, se desplazará en las próximas horas a la zona afectada por el incendio y asistirá mañana a la reunión del Centro de Cooperación Operativa Integrado (CECOPI), que coordina los medios que intervienen en la extinción del fuego.

La meteorología ha sido en los dos últimos días «muy adversa», según aseguró el conseller de Gobernación, Serafín Castellano, con temperaturas que alcanzaron los 40 grados centígrados y un viento variable que llegó a los 60 kilómetros por hora, lo que hace de éste «un incendio especialmente complejo».

Esta tarde la temperatura disminuyó considerablemente y el viento no soplaba tan fuerte, lo que hace prever, según afirmó el vicepresidente Vicente Rambla, que «la evolución sea positiva».

El Puesto de Mando Avanzado se ha desplazado a la localidad de Llucena desde Les Useres, ya que en esta última localidad la situación está estabilizada.

Las dos últimas noches fueron especialmente complicadas en Les Useres, ya que las llamas amenazaban con llegar al núcleo urbano y avanzaban con gran virulencia.

El vicepresidente Rambla afirmó que «siempre se ha priorizado la atención a las personas para que no corrieran peligro y los medios para las posibles evacuaciones están siempre preparados».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Más 500 personas luchan contra los incendios en Castellón