Miles de guardias civiles exigen «derechos ya» en la plaza Mayor de Madrid

Unos 3.000 agentes se arriesgan a un expediente por ir a la protesta uniformados Rubalcaba insiste en que la reforma del estatuto del cuerpo está ultimado


la voz | madrid

Miles de guardias civiles se concentraron ayer en la plaza Mayor de Madrid bajo el lema «Guardias civiles por la dignidad y con la democracia», para reclamar la modernización y desmilitarización del cuerpo y exigirle al Gobierno de Rodríguez Zapatero que cumpla sus promesas electorales para democratizar este cuerpo.La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), organizadora del acto, cifró en 13.000 las personas que se concentraron coreando consignas como como «Derechos ya» o «Zapatero embustero». Por primera vez en la historia, unos 3.000 se manifestaron uniformados, con el traje verde oliva y el tricornio, aunque sin el arma reglamentaria. Estos agentes se arriesgan a ser expedientados al acudir a la manifestación con sus uniformes, ya que el régimen disciplinario de la institución pena con la expulsión del cuerpo o la cárcel la utilización de la vestimenta reglamentaria en este tipo de actos públicos. Pero, según aseguraron los responsables de la AUGC, no creen que ocurra como en 1975, cuando se expulsó a la mayoría de los 200 militares y guardias civiles que asistieron a una concentración para exigir su afiliación a la Seguridad Social.Manifiesto de SavaterFernando Savater leyó un manifiesto en el que rechazó la reforma del régimen disciplinario aprobado por el Consejo de Ministros, «por ser más duro que el que se aplica al resto de los cuerpos policiales».El secretario general de la AUGC, Joan Miquel Perpinya, explicó que es la segunda concentración en menos de un año y que seguirán movilizándose hasta que consigan sus reivindicaciones. También reconoció que el portavoz socialista de Interior en el Congreso, Antonio Hernando, los presionó para que no celebraran el acto de protesta, ya que era «ilegal» y el Gobierno iba aplicar «la ley con contundencia». Por su parte, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró ayer en rueda de prensa que el proyecto del Gobierno de reforma de la Guardia Civil «se ajusta» al compromiso electoral del PSOE, y se refirió a la manifestación como «un derecho constitucional que se ejerce cuando los ciudadanos quieren». Reiteró que el estatuto de derechos y deberes se está ultimando y se aprobará, al igual que la reforma del régimen disciplinario, antes de que finalice la legislatura; algo que la AUGC no cree posible.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Miles de guardias civiles exigen «derechos ya» en la plaza Mayor de Madrid