Maragall utilizará el referéndum para intentar repetir candidatura

Asegura que todavía comparte un «proyecto común» con Esquerra El portavoz del PSC, Miquel Iceta, cree que Montilla sería un buen aspirante socialista

?Ramón Gorriarán
madrid

En el PSOE crece día a día la inquietud por la posibilidad de que Pasqual Maragall trate de convertir el referéndum sobre el Estatuto de Cataluña en un plebiscito personal para que, en el caso de que el resultado a favor de la reforma sea claro, pueda capitalizarlo para presentarse a la reelección. Fuentes socialistas indicaron que sería «la última jugada» de Maragall para conseguir la candidatura, ya que es consciente de que cuenta con el rechazo de la dirección federal del PSOE y también ha perdido el respaldo de un número creciente de dirigentes del PSC, quienes ven en el presidente de la Generalitat al responsable, junto a Esquerra Republicana, del fracaso del tripartito.Esta sospecha de sectores del PSOE es un secreto a voces que el PSC trató de acallar. Su portavoz, Miquel Iceta, reclamó «aislar» la consulta popular de «cualquier otra consideración política». Además, afirmó que que, si Maragall no se presenta finalmente a la reelección como presidente de la Generalitat, José Montilla sería «una persona muy válida» para sustituirle. Mientras tanto, las dos principales formaciones políticas que formaban el tripartito catalán, roto el pasado jueves, intentan ahora acercar posiciones ante las próximas elecciones autonómicas de otoño próximo y no descartan reeditar la experiencia en la próxima legislatura. Así lo dio a entender ayer el propio presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, al asegurar que el PSC y ERC todavía comparten «un proyecto político» común.Toma de posesiónEl president hizo estas declaraciones durante la toma de posesión del cargo de los tres nuevos consejeros socialistas que sustituyen a los seis de ERC expulsados por la oposición de este partido al Estatuto. El nuevo hombre fuerte del nuevo Gobierno autónomo, el portavoz Joaquim Nadal, abundó en la misma línea defendida por Maragall y se mostró a favor de un nuevo acercamiento a Esquerra, al tiempo que y rechazó, en principio, un gobierno de socialistas y CiU.El acto contó con la presencia de los seis cesantes y transcurrió en un clima de cordialidad que no se resintió por las declaraciones del líder de Esquerra, Josep Lluís Carod-Rovira, quien acusó a José Luis Rodríguez Zapatero de haber «matado el pacto de izquierdas en Cataluña» cuando el 21 de enero llegó a un acuerdo con el líder de CiU, Artur Mas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Maragall utilizará el referéndum para intentar repetir candidatura