El PSC da un ultimátum para cerrar el acuerdo del Estatut el viernes

«Lo que no se arregle en tres días, no se arreglará en 30 años», advierten los socialistas Escasos avances en la reunión mantenida ayer entre los partidos catalanes y el Gobierno


madrid

El PSOE quiere poner punto y final mañana a las negociaciones del Estatuto catalán y está dispuesto a presionar lo que haga falta para lograrlo. Después de tres meses de conversaciones que, según las encuestas, han supuesto un fuerte desgaste para su imagen, los socialistas dieron ayer comienzo a tres jornadas maratonianas de trabajo con las formaciones catalanas para resolver los «flecos» y las discrepancias aún pendientes en torno a las competencias y, sobre todo, a la financiación. El mensaje al resto de interlocutores fue rotundo: «Lo que no se arregle en tres días, no se arreglará en 30 años».No fue, como habría cabido esperar, el representante del Gobierno -el secretario de Estado para las relaciones con las Cortes, Francisco Caamaño- quien lanzó esta advertencia a los partidos catalanes. El responsable del órdago fue el propio portavoz del PSC, Miquel Iceta, que compartió más de 12 horas de encierro en una de las nuevas dependencias del Congreso junto a la vicepresidenta de su formación, Manuela de Madre; los interlocutores de CiU, Francesc Homs y Josep Sánchez-Llibre; los de ERC, Joan Puigcercós y Joan Ridao; los de ICV, Joan Boada y Jaume Bosch, y el secretario del grupo parlamentario socialista, Diego López Garrido. El aviso fue reiterado después por el portavoz del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, en un encuentro informativo con el coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares: «Es ahora o nunca», dijo. Las fuerzas catalanas reconocen que ya está todo dicho y que no hay propuestas nuevas que discutir («nadie va a sacar conejos de la chistera», según el líder de IU). Sin embargo, se niegan a asumir como inexorable el plazo fijado por el partido del Gobierno, que este sábado celebra una reunión de su comité federal al que Rodríguez Zapatero quiere acudir con algo sustancial que ofrecer a los dirigentes más críticos con la reforma estatutaria. La primera jornada de encierro, en cualquier caso, no fue tan fructífera como habrían deseado los socialistas; a pesar de que tanto el PSC como ERC la calificaron de «positiva». Estaba previsto que en este encuentro se cerraran todos las discusiones pendientes sobre competencias, para poder abordar mañana el espinoso tema de la financiación; pero no fue posible. En total se revisaron 88 artículos. Se dejó al margen la definición de Cataluña como nación, que se abordará en el último momento, y se trató, sin éxito, de llegar a un acuerdo sobre los artículos que afectan a la Administración de Justicia.Detalles pendientesLos socialistas se niegan a aceptar que el conocimiento del catalán sea un requisito para acceder a un puesto judicial en Cataluña y mantienen discrepancias en cuanto a las competencias sobre medios materiales y personales del poder de la Justicia. Sin embargo, aceptan la intervención del Parlamento autonómico en la elección de los miembros del consejo territorial.Tampoco coinciden con las fuerzas catalanas en su visión del artículo que concede a la Generalitat la potestad de celebrar un referéndum, aun con previa autorización del Estado. El PSOE -consciente de la polémica que generó en su día un artículo similar recogido en el Plan Ibarretxe- se niega en redondo a mantenerlo. La reunión dejó también pendientes asuntos polémicos que afectan a las competencias sobre cajas de ahorros, inmigración, infraestructuras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags

El PSC da un ultimátum para cerrar el acuerdo del Estatut el viernes