El Gobierno rechaza la propuesta de Rajoy para negociar el Estatuto

El Ejecutivo ve «difícil creer a alguien que tiende la mano cuando con la otra te está empujando» CiU advierte que es imposible llegar a un acuerdo antes de fin de año, como pretende el Gobierno


la voz | madrid

La negociación sobre el Estatuto catalán no sólo no avanza, sino que se complica. El severo recorte al texto que recogen las enmiendas socialistas llevó ayer a CiU a considerar imposible un acuerdo antes de fin de año, como pretenden el PSOE y el Gobierno. Y tampoco la oferta de consenso lanzada por Rajoy a Zapatero servirá para acercar posturas, ya que desde el Ejecutivo se consideró ese ofrecimiento como una trampa. «Es difícil creer a alguien que tiende la mano cuando con la otra te está empujando», aseguró ayer el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda.El Gobierno celebra que el PP se haya sumado al debate, pero no pretende llegar a ningún pacto con los populares. Su prioridad es buscar el consenso con los partidos que apoyan el Estatuto. Zapatero es consciente de que sus objeciones al proyecto de Estatuto lo acercan a las posturas de Rajoy, pero sabe que un acuerdo con el PP pondría en peligro la estabilidad de su Gobierno, mientras que el éxito de la negociación con los partidos catalanes tendría el efecto contrario.Críticas de DuranEl Gobierno buscará hoy ese consenso. El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ángel Fernández Ordóñez; el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Francisco Caamaño, y el portavoz del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se reunirán con miembros del tripartito catalán y de CiU. El objetivo es cerrar un pacto antes del viernes, último día hábil del año.El empeño parece casi imposible a juzgar por las declaraciones del portavoz de CiU, Josep Andoni Duran i Lleida, que acusó al PSOE de «dinamitar» el Estatuto y reconoció que el acuerdo está «más difícil que antes». Duran consideró imposible un pacto antes del viernes. En todo caso, el líder de Unió consideró las enmiendas socialistas como «un punto de partida» sobre el que habrá que seguir negociando incluso durante los meses de enero y febrero. Duran se mostró también crítico con el PP, aunque celebró que «abandone la calle y regrese a las instituciones». Más optimista se mostró el portavoz del PSC, Miquel Iceta, que afirmó que se han conseguido «avances» en la negociación entre los partidos catalanes y el Gobierno, al tiempo que advirtió de que si el Estatuto se «estrella» los damnificados serán Cataluña y España, y los beneficiados, el PP y «probablemente CiU». Desde el PP, su portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, instó a Zapatero a decidir si acepta la oferta de diálogo de Rajoy y le advirtió de que es «una de las últimas oportunidades que le quedan» para reconducir lo que consideró como una «crisis».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Gobierno rechaza la propuesta de Rajoy para negociar el Estatuto