La historia española según Puigcercós

Crónica El líder de ERC cree que los nacionalistas españoles echarían a los catalanes si pudieran, como a los árabes y los judíos, pero no lo hacen por dinero


la voz | madrid

ERC es un partido que propugna abiertamente la separación de Cataluña de España, pese a lo cual no tiene inconveniente en ser el principal apoyo del Gobierno en Madrid. Lo que no se sabía hasta ahora es que los independentistas creen que los nacionalistas españoles echarían a los catalanes del país sin contemplaciones, si no fuera porque necesitan seguir esquilmándoles.Joan Puigcercós, secretario general de ERC, aseguró el domingo, durante la celebración de la Diada, que el nacionalismo español «expulsó primero a los árabes, luego a los judíos y a nosotros no nos pueden expulsar, porque ¿de qué vivirían si no?». Tanto Puigcercós como Carod-Rovira acusaron al PP de tener una actitud de «racismo» contra los catalanes por sus críticas a la opa lanzada por Gas Natural sobre Endesa. «Avanza la catalanofobia», dijo el presidente de Esquerra, que recordó las declaraciones del responsable de economía de los populares, Miguel Arias Cañete, que hace unos días se declaró partidario de que «una compañía de fuera presentara una contra-opa que abortara la operación». Puigcercós concluyó que la opa ha puesto de manifiesto «el racismo inherente hacia todo lo que es catalán». «Madrid sólo quiere cobrar, pero si nosotros pagamos, nosotros decidimos, y ya basta», afirmó entre el entusiasmo del público el que está considerado como arquitecto de los pactos con los socialistas, como presidente del grupo independentista en el Congreso. Lo que sí tiene claro Carod es que «no somos España, no somos una región, somos una nación y queremos un Estado, y lo tendremos». Por eso debió sentirse feliz cuando supo que la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, había situado ayer a Cataluña fuera de España. Así se colegía de la antológica frase -luego rectificada- que pronunció sobre el posible traslado de la sede de Endesa a Barcelona. «Es una mala noticia para la Comunidad de Madrid que la sede de una empresa eléctrica que es una de las grandes empresas españolas multinacionales se traslade fuera del territorio nacional», aseguró. La Comunidad de Madrid se vio obligada a emitir un comunicado aclarando las declaraciones de la que fue ministra de Educación, a la que se atribuyó la confusión entre Saramago y una supuesta pintora llamada Sara Mago. En esa nota se dice que donde Aguirre dijo «territorio nacional» quería decir «territorio regional». Un lapsus que haría las delicias de Freud.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La historia española según Puigcercós