El Gobierno aprueba trasvasar del Tajo al Segura 82 hectómetros cúbicos

Responde así a la situación de emergencia y anuncia un cambio en la política del agua La Junta de Castilla la Mancha y la de Murcia rechazan la decisión y anuncian acciones contra ella.


madrid

PROTESTA EN CIUDAD REAL. Miles de personas recorrieron ayer la localidad manchega en contra del trasvase en una manifestación marcada por el fuerte calor que obligó a repartir agua entre los asistentesEl Gobierno aprobó ayer el trasvase de 82 hectómetros cúbicos de la cuenca del Tajo a la del Segura, una decisión que no satisfizo ni al Ejecutivo castellano-manchego ni al murciano, ambos enzarzados en una nueva «guerra del agua» y que ya han anunciado acciones contra ella. Del conjunto de recursos hídricos trasladados, 39 se emplearán para abastecer a la población y 41 a regadío. La vicepresidenta del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, exhortó a las comunidades autónomas afectadas a que abandonen sus rencillas y se comporten con «responsabilidad». Fue un intento vano de apaciguar los ánimos.La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, aseguró que el trasvase autorizado es «prudente» y «ajustado a derecho». Admitió que el Gobierno ha rebajado las expectativas de Murcia porque de haberlas satisfecho sus demandas hubiera comprometido abastecimiento de agua potable. «Con lo acordado quedan garantizados los derechos preferentes de la cuenca del Tajo, que va a tener cubiertas por completo sus necesidades, mientras que en la del Segura podremos cubrir el abastecimiento humano y una parte del regadío», argumentó Narbona. La contienda puso de manifiesto intereses enfrentados dentro del PSOE. Mientras los socialistas castellano-manchegos habían apelado al ascendiente de José Bono en el Gobierno central para frenar el trasvase, los dirigentes del PSOE llevaban presionando de forma soterrada y desde hace días al Ministerio de Medio Ambiente para que autorizara un incremento del caudal que recibirá la región durante los próximos tres meses. El interés de la directiva se debe a que el presidente del Gobierno murciano, el popular Ramón Luis Valcárcel, está consolidando su hegemonía electoral en la comunidad desde que hecho de la cuestión del agua un casus belli . Lo cierto es que no es habitual que el Gobierno decida la cantidad de agua que se debe ceder. La determinación la toma habitualmente la Comisión de Explotación del Trasvase, que esta vez se ha tenido que inhibir porque los embalses de los que parte el acueducto acogían menos de 511 hectómetros cúbicos de agua. De ahí que haya sido el Consejo de Ministros, que no adoptaba una decisión similar desde 1995, el que ha dirimido el asunto.Consecuencias calibradasEn la actualidad, los embalses del Tajo se hallaba apenas al 21% de su capacidad, mientras que los del Segura estaban al 15,6%. El Gobierno ha calibrado las consecuencia del trasvase, a la vista de que la cabecera del Tajo sufre una situación excepcional, como lo demuestra el dato de que las aportaciones netas durante el presente año hidrológico no superarán los 360 hectómetros cúbicos, lo que constituye «la cifra más baja del período comprendido entre 1912 y 2004», explicó De la Vega.Pero también ha tenido en cuenta el Consejo de Ministros la «gravísima situación» de la cuenca del Segura, cuyos recursos propios han bajado un 10%. Al margen de la contingencia del trasvase Tajo-Segura, el Gobierno trabaja, según De la Vega, para «reorientar la política del agua», lo que implica mejorar el control de su uso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Gobierno aprueba trasvasar del Tajo al Segura 82 hectómetros cúbicos