Valencia y Murcia recurrirán la paralización del trasvase del Ebro

Medio Ambiente ofrece inversiones por 1.780 millones para alternativas como la desalación


madrid

El decreto de paralización del trasvase del Ebro (PHN) estará listo en el plazo aproximado de un mes. «En tres o cuatro semanas» -dijo la ministra de Medio Ambiente-, a tiempo para gestionar el cambio de las ayudas comunitarias solicitadas por el anterior Ejecutivo por fondos para las actuaciones que diseña el nuevo Gobierno. Cristina Narbona presentó ayer a los presidentes de la Comunidad Valenciana y de Murcia su alternativa al trasvase, con inversiones respectivas por valor de 990 y 790 millones de euros (un total de 1.780), que ambos estiman insuficientes si no llega además agua del Ebro. Francisco Camps y Ramón Luis Valcárcel consideran la cancelación de la obras estrella del PHN una «agresión».La reunión con ambos, por separado, fue cordial en las formas, convinieron todos. Y poco más. La ministra expuso a ambos presidentes su plan de actuaciones urgentes en las cuencas más deficitarias, con las que pretende reemplazar el trasvase del Ebro. Si éste ofrecía 315 hectómetros cúbicos anuales a la cuenca del Júcar, el Ministerio prevé recabar 340 para el conjunto de la Comunidad Valenciana, con inversiones estimadas de 990 millones de euros. Si el PHN prometía 450 hectómetros cúbicos anuales a la cuenca del Segura, el plan de Narbona estima una cantidad similar, 444, e inversiones de 790 millones de euros para la Comunidad de Murcia.Mejora de gestiónEn ambos casos, la alternativa pone el acento en las medidas de mejora de gestión y reutilización; desalación; y reasignación de derechos de uso del agua gracias a la creación de un Centro de Intercambio de Derechos de Agua, que será el embrión de los futuros Bancos Públicos del Agua que proyecta el Ministerio. Estas actuaciones rendirán frutos «en el horizonte de esta legislatura», dijo Narbona. Se abre, además, un plazo de un año durante el cual el Ministerio pretende hacer un diagnóstico completo de la situación del agua en ambas comunidades.Tras su paso por el Ministerio, Camps y Valcárcel se mostraron dispuestos a recurrir a los tribunales para preservar tal cual está prevista la transferencia de 1.050 hectómetros cúbicos desde el Bajo Ebro y exigieron una entrevista con José Luis Rodríguez Zapatero «con suficiente espacio para el consenso». Dar la puntilla al proyecto representaría «un agravio de enorme calado político», dijo Camps. La titular de Medio Ambiente, que se entrevistará el lunes con la comisaria Margot Wallström, insistió en que las expectativas creadas por el Gobierno del PP en torno al trasvase del Ebro eran tan falsas como las supuestas armas de Sadam Husein. «Igual que no había armas de destrucción masiva en Irak, tampoco el trasvase era la panacea para solucionar los problemas de agua en el Levante», ironizó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Valencia y Murcia recurrirán la paralización del trasvase del Ebro