«Hay que intensificar los esfuerzos contra el terrorismo islámico»

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA

ESPAÑA

JUAN LÁZARO

Tras los atentados de Madrid, el máximo responsable del ministerio público en España aboga por hacer un frente común contra los autores de toda clase de atentados

29 abr 2004 . Actualizado a las 07:00 h.

El pasado martes, tras más de treinta años como magistrado en distintos juzgados y tribunales, el coruñés Cándido Conde-Pumpido tomó posesión como nuevo fiscal general del Estado. -Su antecesor, Jesús Cardenal, intervino en varios casos polémicos. Uno de ellos fue la petición de extradición de Augusto Pinochet. -El tema de Pinochet lo viví de manera muy directa. En el Tribunal Supremo resolvimos algunas cuestiones relativas a esta materia y, posteriormente, hemos tenido asuntos muy relevantes en el ámbito penal internacional. La historia de toda la civilización es la historia de cómo las armas van cediendo ante la toga. El hecho de que los sucesos delictivos puedan ser perseguidos por un Tribunal Penal Internacional o, si no tiene competencia, por las jurisdicciones nacionales, me parece que significa un progreso para el establecimiento de la paz y de la justicia. -También fue muy criticada la posición de Cardenal en algunos procedimientos en los que aparecían ministros del Partido Popular, como Josep Piqué y el caso Ercros o Jaume Matas y el caso Formentera. -Hay una serie de causas especiales que afectan a personas con responsabilidades políticas que se hallan todavía en trámite ante el Supremo y, por tanto, no puedo pronunciarme. -Y en relación con los casos, por así llamarlos, pendientes, como son las manifestaciones del 13 de marzo ante las sedes del PP o la entrevista del líder de ERC con dirigentes etarras, ¿qué va a ocurrir? -El tema de las concentraciones, según los datos de que dispongo, está prácticamente archivado. En cuanto al segundo asunto no me parece que exista un procedimiento penal. Ha ocurrido fuera de España y no tiene caracteres delictivos. -Ya en relación con los delitos, ¿se va a crear una fiscalía específica para la violencia doméstica? -Los temas de malos tratos desgraciadamente se producen en todas partes. No es necesario, por tanto, una fiscalía centralizada. Lo que sí es preciso es que en todas las ciudades se intensifique la atención del ministerio público y se busquen las medidas más eficaces para tratar de acabar con esta lacra social. Tiene que ser un objetivo prioritario, porque este goteo permanente de víctimas es absolutamente insoportable. -¿Se van a potenciar las dos fiscalías centrales, anticorrupción y antidroga? -Son instituciones que, en este momento, son admiradas internacionalmente. Anticorrupción se ha anticipado con mucho a proyectos internacionales y permite tener una visión de conjunto de temas que es muy difícil de percibir desde una provincia. Por su parte, la Fiscalía Antidroga se enfrenta a una delincuencia organizada, que es tremendamente peligrosa. -Me imagino que el cuarto eje delictivo al que prestará especial atención será el terrorismo. -Sí. Es el principal peligro que acecha a nuestra sociedad. Tenemos que estar todos unidos para hacerle frente con los medios que nos proporciona el Estado de Derecho. Tras el atentado del 11 de marzo, se plantea la necesidad de intensificar los esfuerzos en la lucha contra el terrorismo islámico. Es una lucha difícil y compleja por las enormes ramificaciones que tiene y porque, para nuestra experiencia, está menos próximo que otro que llevamos sufriendo muchísimos años, pero que afortunadamente ya conocemos mejor y lo podemos combatir con más energía y eficacia. -Habla del terrorismo islámico. ¿Qué pautas son las que se van a seguir? -Comprenderá que no podamos dar pistas al enemigo. Nuestros métodos y medios tienen que mantenerse reservados, pero puedo asegurar que intensificaremos aquellos aspectos que son más relevantes, como la información. -Centrándonos en Galicia, se habla de que el vigués Carlos Varela puede ser el nuevo fiscal jefe del Tribunal Superior de Xustiza. -Acabo de tomar posesión y obviamente no hemos tomado ninguna decisión. Tiene que celebrarse un consejo fiscal, que se demorará unas semanas, y todavía no se puede anticipar quién sucederá a Ramón García Malvar. Lo que sí puedo decir es que hay magníficos candidatos. -En su toma de posesión destacó su independencia. ¿El nuevo fiscal del TSXG también gozará de esta característica? -Pues sí. Se buscará una persona con un perfil de objetividad e imparcialidad. -¿Cuál es su posición en el caso «Prestige»? -En este momento está en un juzgado de Corcubión. La investigación tiene que estar dirigida por el juez competente y el ministerio fiscal lo único que va a hacer es impulsarla. Todavía no me puedo pronunciar.