El Gobierno promete un fiscal del Estado y una televisión pública independientes

Nombra al prestigioso jurista Cándido Conde-Pumpido y a la catedrática Carmen Caffarel «Hoy es el día del principio del fin de la televisión de partido», asegura De la Vega


madrid

La televisión pública y el fiscal general del Estado erán independientes. Este es el compromiso adoptado ayer por el Gobierno, a través de su vicepresidente primera. «Hoy es el principio del fin de la televisión de partido», auguró María Teresa Fernández de la Vega tras anunciar el nombramiento de la catedrática de Comunicación Carmen Caffarel como directora general de RTVE. También fue designado un consejo de expertos, que en un plazo de nueve meses tendrán que sentar las bases para la reforma de los medios de comunicación públicos. Un dictamen que Zapatero se ha comprometido a adoptar como suyo seal cual sea. Al frente de este comité estará el académico y catedrático de Filosofía Emilio Lledó. Junto a él formarán parte los también catedráticos Enrique Bustamante y Victoria Camps, el filósofo y escritor Fernando Savater y el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, Fernando González Urbaneja. Caffarel ostentará el cargo hasta que el grupo de expertos dictamine cómo debe ser nombrado el director geenral de RTVE.Fernández de la Vega afirmó que ayer se iniciaba «el camino a una televisión pública independiente y de calidad» en la que prevalecerá «el derecho a la información sobre los intereses partidarios, sean del color que sean». La portavoz gubernamental prometió también que el nuevo fiscal general del Estado nombrado ayer, el coruñés Cándido Conde-Pumpido, de 54 años, podrá trabajar con independencia. «Podrá realizar su trabajo con plena objetividad y con plena imparcialidad, porque va a contar siempre con el respeto absoluto y exquisito de este Gobierno en la defensa de la legalidad, de los intereses de los ciudadanos y del interés general», afirmó Fernández de la Vega. Esta vaticinó que será «un buen fiscal general del Estado, de todos los ciudadanos españoles y no del Gobierno, ni de un partido concreto». Conde-Pumpido es un prestigioso jurista, fundador de Jueces para la Democracia, que desde hace nueve años forma parte de la Sala de lo Penal del Supremo y que lleva 30 años de ejercicio en la carrera. Ayer dijo que está «muy ilusionado y con muchas ganas de trabajar»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Gobierno promete un fiscal del Estado y una televisión pública independientes