Tres noches consecutivas con el rock insolente de Ilegales

Lorenzo Calonge madrid

ESPAÑA

No se lo pierda | Conciertos El grupo presenta mañana, pasado y el viernes su último disco, «Si la muerte me mira de frente, me pongo de lao», editado por su propia compañía

03 feb 2004 . Actualizado a las 06:00 h.

Hay una palabra, por encima de todas, que define a los Ilegales: provocación. «La provocación es un ingrediente importante en todas las corrientes artísticas desde el principio de los tiempos. Ya lo eran los clásicos, como Quevedo o Picasso, que son pura provocación», asegura el asturiano Jorge Martínez, el cantante, guitarrista y líder ideológico de la banda. Bajo esta premisa ha transcurrido la trayectoria de este grupo en sus veinte años de vida en la carretera, cuya última entrega discografica lleva por título Si la muerte me mira de frente, me pongo de lao , un álbum que sirve ahora de pretexto para actuar tres noches consecutivas (mañana, pasado y el viernes) en la sala El Sol. Su sonido no presenta grandes novedades: rock de toda la vida, actitud punk y letras insolentes. «Es más de lo mismo, es más Ilegales; intento traicionarme a mí mismo, pero qué le vamos a hacer», reconoce Jorge. La gran novedad del disco reside en el sello que lo edita (La casa del misterio), formado por ellos mismos. «Siempre hemos tenido tendencias anarquistas y autogestionarias, y siempre funcionamos independientemente sin permitir que vinieran a decirnos cómo tenían que ser las cosas», apunta el cantante. Aunque en España mantienen, casi desde sus inicios, un notable ejército de fieles, es en Iberoamérica donde su propuesta agitadora ha gozado de más predicamento. El secreto, según Martínez, es que «allí entienden más de letras, se dan cuenta del alcance real de las cosas». Después de una actuación hace dos meses en la capital sólo para fieles (los primeros que compraron el disco), poco después de la salida a la venta del último trabajo, el conjunto regresa de nuevo a Madrid, aunque esta vez para todo aquel que pase por taquilla. Las entradas cuestan quince euros y sus tres conciertos comenzarán a las 23 horas.