Navarra niega legitimidad a Ibarretxe para hablar del futuro de la Comunidad

El Parlamento autonómico aprueba una moción en la que insta al lendakari a retirar su plan soberanista El PNV creará un consejo de partidos vascos para la «construcción nacional»

R. Gorriarán
pamplona / bilbao

El Parlamento de Navarra ha pedido al lendakari Ibarretxe la retirada de su propuesta soberanista y le ha negado legitimidad para hablar del futuro de la Comunidad Foral. La Mesa y la Junta de Portavoces de la Cámara aprobaron ayer una moción, presentada por el Partido Socialista, que denuncia la ruptura del consenso institucional que conlleva el plan.El texto presentado por los socialistas fue respaldado por la Unión del Pueblo Navarro y la Convergencia de Demócratas de Navarra, lo que supone el apoyo de 38 de los 50 parlamentarios que conforman el legislativo de la comunidad. La declaración niega legitimidad al Ejecutivo de Vitoria para hablar del futuro político de la región y critica que «las sutilezas formales» de la propuesta «no evitan la clara intencionalidad de que Navarra forme parte del estado libre asociado» al que aspira el lendakari. Los parlamentarios navarros, que subrayan que la prioridad debe ser la lucha contra el terrorismo de ETA, denuncian también que el plan supone una ruptura del actual consenso institucional, fomenta la división social y dificulta las relaciones institucionales entre el País Vasco y la Comunidad Foral. Por todo ello, entienden que las propuestas de Ibarretxe son «inoportunas porque no contribuyen a la unidad de las fuerzas políticas democráticas, sino a su división». La representante de UPN, Amelia Salanueva, calificó el proyecto de «disparate». «Esperemos que no tenga ningún tipo de futuro», señaló. En contra de la declaración votaron PNV, EA y Aralar; mientras que IU se abstuvo. El portavoz de esta última formación, José Miguel Nuin, recordó que su grupo presentará su propia propuesta federalista, «sustancialmente distinta a la del lendakari».Nación vascaEl PNV, mientras tanto, no está dispuesto a levantar el pie del acelerador. «Este pueblo ha roto aguas. No sé si será niño o niña, pero viene criatura, y no lo van a poder impedir», dijo Xabier Arzalluz el domingo.El partido se ha puesto manos a la obra para crear las condiciones políticas que favorezcan los planes de Ibarretxe. La ponencia política que debatirá la asamblea general de la formación nacionalista el próximo enero aboga por la creación de un consejo vasco de partidos que organizaría la colaboración entre las fuerzas nacionalistas para desarrollar proyectos que conduzcan a «la construcción de la nación vasca». El texto, que se titula Los desafíos del nacionalismo vasco en la primera década del siglo XXI , defiende que «Euskal Herria es un sujeto político con derecho a decidir».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Navarra niega legitimidad a Ibarretxe para hablar del futuro de la Comunidad