La Fiscalía pide al Supremo que no admita una querella contra Rudi

La Voz J.A.B. | MADRID

ESPAÑA

Varios particulares la acusan de cometer irregularidades urbanísticas El ministerio público solicita que las actuaciones sean devueltas a un juzgado de Zaragoza

01 ago 2002 . Actualizado a las 07:00 h.

La Fiscalía solicitó ayer a la Sala Segunda del Tribunal Supremo que no admita a trámite una querella presentada contra Luisa Fernanda Rudi por supuestas irregularidades durante la tramitación de expedientes urbanísticos en su etapa como alcaldesa de Zaragoza. El ministerio público pide que las actuaciones sean devueltas a un juzgado de la capital aragonesa para que se investigue a las personas no aforadas. Los magistrados decidirán al respecto el próximo mes de septiembre. La querella, presentada a mediados de febrero ante los Juzgados de Instrucción de Zaragoza, iba dirigida por un grupo de tres particulares contra Rudi, por haber sido ella quien presidiese los plenos del Ayuntamiento donde se adoptaron las resoluciones cuestionadas. En el escrito se acusa a la alcaldesa de los delitos de prevaricación y falsedad en documento público. Los firmantes consideran que las presuntas irregularidades se dieron durante la cesión, en 1998, de unos derechos de edificación de un centenar de parcelas en la capital aragonesa. Este hecho provocó la suspensión de pagos de la cooperativa de viviendas Epsylon. Discrepancias El juez del caso solicitó hace un mes a la Sala Segunda del Supremo, la instancia penal más importante del país, que se encargara de la querella, al considerar preferible investigar directamente a la persona que tiene la condición de aforada, es decir, Rudi. Sin embargo, la Fiscalía recuerda que la doctrina del alto tribunal sostiene lo contrario: en un proceso contra varias personas, entre las que figuran alguna con fuero, hay que agotar antes las pesquisas respecto a aquellas que no gozan de dicho privilegio, para decidir si existen indicios de delito. Los otros denunciados son el actual presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro y ex consejero aragonés de Ordenación del Territorio, José Vicente Lacasa; Rosa Sánchez Giménez, funcionaria del Ayuntamiento de Zaragoza, y los funcionarios y autoridades asistentes a los plenos municipales que aprobaron distintas resoluciones.