El PSOE tacha de fraude que el PP decida qué ministro contesta en el Congreso

M. SUÁREZ MADRID

ESPAÑA

Dicen que Rajoy no puede responder sobre la inflación, ni Cañete sobre la seguridad ciudadana El PSOE acusó ayer al PP de «romper las reglas del juego» cuando intenta evitar que la oposicion pueda concentrar en un solo ministro su cupo de preguntas parlamentarias, tal y como han hecho los socialistas en las dos últimas sesiones de control al Gobierno.

22 mar 2002 . Actualizado a las 06:00 h.

El grupo parlamentario que apoya al Ejecutivo, cansado de que los socialistas conviertan las sesiones de control en jornadas monográficas sobre un solo ministro al que dirigen todas sus preguntas, se plantea cumplir a partir de ahora el reglamento de la Cámara a rajatabla y que sea el Gobierno quien decida quién responde a cada pregunta que le dirija la oposición. Una decisión que, según denunció ayer el portavoz parlamentario del PSOE, Jesús Caldera, sería un «fraude» si finalmente se lleva a la práctica, porque rompería con la tradición de 25 años en el Congreso, en los que los ministros siempre han respondido a las preguntas formuladas por la oposición salvo en casos «excepcionales» en los que un miembro del Gabinete esté ausente y sea sustituido por otro. A pesar de que los socialistas reconocen que el Reglamento de la Cámara permite al Ejecutivo decidir quién debe contestar, consideran «completamente antidemocrática» esa medida y recuerdan que, de esta forma, el ministro del Interior podría responder a preguntas sobre la inflación, o el de Agricultura dar cuentas de la seguridad ciudadana. El PSOE achaca esta «intolerable» maniobra del PP a que el Gobierno está «nervioso por la efectividad» lograda por el primer partido de la oposición en las sesiones de control, en las que ha concentrado sus críticas en un solo ministro. Satisfechos por su control a Pío Cabanillas esta semana y por el acoso al vicepresidente Mariano Rajoy en la sesión anterior, los socialistas aseguran que, para evitar que el PP «se burle de los ciudadanos», pedirán a la presidenta del Congreso de los Diputados, Luisa Fernanda Rudi, que corrija esta situación y les ampare, ante esta advertencia del PP, en su derecho a ejercer un control efectivo del Gobierno. El PSOE denunció además que las preguntas del PP al Gobierno sólo son un NoDo para desvirtuar el control parlamentario, porque los diputados de ese grupo se limitan a leer de forma servil papeles redactados por el Gobierno. IU también protestó por la medida que plantea el PP.