García Jodrá admite que intentó matar ocho veces a Luis del Olmo, un «objetivo personal»

El «comando Barcelona» también tenía previsto asesinar al ex-presidente de la Sepi Pedro Ferreras y atacar la sede del Grupo Zeta El periodista berciano Luis del Olmo estuvo ocho veces en la diana del «comando Barcelona». Según reveló el líder del grupo, Fernando García Jodrá, a la Guardia Civil, el director de «Protagonistas» era un objetivo «casi personal». El comando tenía también en su lista negra al ex-presidente de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) Pedro Ferreras.


BARCELONA

Entre otras acciones, disponía de información suficiente para atentar contra un cargo del PP en Cataluña y un edil del mismo partido en Sant Adriá, además de prever sabotajes contra el Grupo Zeta, la Comandancia de Marina y la Delegación de Hacienda.El jefe del comando Barcelona García Jodrá admitió que intentaron matar a Luis del Olmo ocho veces en siete meses. La primera, en junio de 2000, el comando (Jodrá, Kruchaga y Armendáriz) falló con un coche bomba. Dos días después fracasaron de nuevo con el mismo método. La tercera y cuarta vez trataron de matarlo con un tiro en la nuca, pero el periodista no apareció. La quinto, con coche bomba, Del Olmo cambió sus itinerarios. La sexta y séptima les falló el detonador. La última, con coche bomba, fueron descubiertos por Juan Miguel Gervilla, al que asesinaron.Jodrá explicó que José Ignacio Kruchaga, detenido en enero, fue el autor de los dos disparos contra Lluch, mientras que Liarni Armendáriz, arrestada junto a Kruchaga, colocó la bomba lapa en la furgoneta del concejal Francisco Cano. Jodrá también reconoció la bomba en los jardines Clara Campoamor de Barcelona.Encargo directoReveló que la muerte del ex-ministro socialista Ernest Lluch se encargó desde Francia. Aclaró que el grupo tenía como objetivo altos cargos del PSOE, pero para matar a un miembro del PSC debían pedir permiso a la dirección, al igual que para asesinar a un periodista, un militar o un fiscal.En su declaración de ayer ante el juez Baltasar Garzón, sólo Jodrá y Unai López reconocieron pertenecer a ETA.Tras un análisis preliminar de los casi 6.000 folios de documentación intervenida, consta que el comando pensaba atentar contra el concejal del PP en Sant Adriá Alfonso Navarro y contra Eduardo Bueno, que compatibiliza su cargo directivo en el partido en Cataluña con su condición de presidente de la inmobiliaria Ibusa. Otros posibles objetivos eran una concejal en Cornellá y un edil en Hospitalet, ambos del PP, además de dos militares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

García Jodrá admite que intentó matar ocho veces a Luis del Olmo, un «objetivo personal»