Los populares recobran músculo en Pontevedra tras haber perdido el trono de la Diputación

Ángel Paniagua Pérez
Ángel Paniagua VIGO / LA VOZ

ELECCIONES 2016

Los resultados en Pontevedra

El PP logra el mismo resultado que hace cuatro años a pesar de que no gobiernan ni Vigo ni la capital provincial

26 sep 2016 . Actualizado a las 12:48 h.

Se la jugaba por primera vez Alfonso Rueda para que su jefe ganase. El vicepresidente de la Xunta fue el hombre designado hace pocos meses por Alberto Núñez Feijoo para presidir el PP de Pontevedra y poner fin a la larga era de Rafael Louzán, una vez perdido el histórico gobierno de la Diputación. El pontevedrés Rueda, número dos de la lista del PP, puede presentarse ahora en Santiago habiendo mantenido el tipo en la provincia más difícil para su partido. Anoche, cuando quedaban pocas papeletas para terminar el recuento, los populares ya superaban los 210.000 votos, más de los que tenían hace cuatro años.

El PP salva incluso holgadamente los once diputados que tenía hasta ahora y hasta gana cuota de votos, al superar el 43 %. Es un resultado que hace solo un año el propio partido no se esperaba.

Gonzalo Caballero, fuera

En parte, se lo debe al PSOE. La elaboración de las listas electorales en la provincia dejó al PSOE deshecho. Todo por un nombre, el de Gonzalo Caballero, exconcejal en Vigo, sobrino del alcalde y principal voz crítica en contra de su todopoderoso liderazgo. Ferraz incluyó al profesor de Económicas como número 5, a petición de Leiceaga, y el alcalde de Vigo decidió no hacer campaña. Con él, se cayó todo su equipo. Pues bien, al final, después de la guerra interna que desató la inclusión de Gonzalo Caballero, Gonzalo Caballero no será diputado. Al menos no de entrada. Porque el PSOE ha obtenido cuatro diputados -tenía cinco-.

Por tanto, pese a que las dos principales ciudades las gobiernan el PSOE (Vigo) y el Bloque (Pontevedra), en las dos últimas elecciones generales ha ganado el PP. Los comicios de ayer lo confirman.

En Marea entra en ese Parlamento con cinco diputados y el 22 % de los votos de la provincia. La alianza de Podemos con los grupos que ya formaban AGE hereda los tres escaños de esta coalición y los supera. El BNG se queda con solo dos.

En todas las comarcas de la provincia gana el PP con claridad. El área de Vigo marca la pauta en gran manera. No solo por ser la más poblada, sino también porque es allí donde Feijoo tiene su mayor oposición, con la simpar mayoría absoluta de Abel Caballero, lograda hace solo año y medio. Pero la ausencia del alcalde y su equipo de la campaña se nota tanto en el triunfo de Feijoo como en el hecho de que los socialistas quedan relegados a una tercera plaza a la que no están acostumbrados. El PP mantiene el tipo con 50.000 votos a pesar de las críticas constantes del gobierno local y también de la convulsa puesta en marcha del nuevo hospital.

Lo mismo ocurre en Pontevedra, donde reina el nacionalista Miguel Fernández Lores: el Bloque es la cuarta fuerza. Allí donde Rajoy fue nombrado persona non grata hace pocos meses domina el partido de Rajoy.

En general, En Marea se consolida como segunda en la mayoría de los municipios y el PSOE baja a la tercera plaza, a pesar de que tiene en sus manos el gobierno de la Diputación de Pontevedra.

También en Arousa. De los once municipios al sur de la ría, solo en A Illa gana la izquierda, en este caso el PSOE, como casi siempre. En O Grove, plaza en la que En Marea se impuso en los dos comicios generales encadenados desde diciembre, entrega ahora el cetro electoral al Partido Popular. Y Vilagarcía, la segunda alcaldía que el PSdeG mantiene en la provincia, por detrás de Vigo, ve cómo la gaviota se impone con claridad.

En las comarcas de Deza y Tabeirós-Terra de Montes el PP afianza las mayorías logradas ya en el 2012 en todos los concellos. Esta vez, además, las que entonces eran más ajustadas, como Silleda o A Estrada, se consolidan.

En Cerdedo, la fusión con Cotobade aprobada esta semana no ha pasado factura al PP. Al contrario, los populares subieron 12 puntos y lograron el 65 % de los votos. En Dozón llegaron al 78 %.

Información elaborada con aportaciones de López Penide, Serxio González y Olimpio P. Arca.