Sánchez dice que Leiceaga retirará de la sanidad gallega el cartel de «se vende»

Leiceaga promete abolir el copago de las medicinas para 650.000 pensionistas, los jubilados con pensiones inferiores a las 18.000 euros al año


santiago / la voz

Los socialistas gallegos creen haber detectado algunas grietas en la gestión sanitaria de Feijoo y están decididos a hacerlas visibles durante la campaña electoral. Su candidato a la Xunta, Xoaquín Fernández Leiceaga, ya asumió públicamente el compromiso de rescatar la concesión del hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo y también de ofertar 1.500 plazas para profesionales sanitarios. Y ayer cerró el círculo con otra promesa: la supresión del copago farmacéutico para 650.000 pensionistas gallegos. «Vamos a facer que o acceso das rendas más baixas á saúde deixe de ser un problema económico», esgrimió Leiceaga.

El cabeza de lista del PSdeG esbozó este compromiso en la fiesta de los socialistas del municipio coruñés de Cerceda, donde, como ocurrió el pasado sábado, volvió a ser arropado por el secretario general, Pedro Sánchez, bajo una carpa por la que desfilaron raciones de churrasco y empanada para 600 personas. «Lo primero que hará será quitar el cartel de 'se vende' de la sanidad pública gallega» para que la salud «no dependa de la cuenta corriente», dijo Sánchez de Leiceaga.

Leiceaga construyó su mensaje en torno a la idea de que el cambio en Galicia no solo era «urxente e imprescindible» para mucha gente «abandonada» en la cuneta por la crisis y por las políticas del PP. «O cambio tamén é posible», proclamó, poniendo por delante que era la opción preferida por dos de cada tres gallegos para mejorar sus condiciones de vida.

Y entre las cosas que se lograrían con el cambio -prosiguió- está la supresión del copago farmacéutico para los jubilados con pensiones inferiores a las 18.000 euros al año. El líder del PSdeG explicó que la medida tendría un coste de 65 millones de euros, una cantidad que, a su juicio, «pódese asumir» en un presupuesto de la Xunta de 9.000 millones, a través de los «recursos adicionais» que reportaría el que se mantenga la línea de crecimiento y una negociación más favorable del sistema de financiación autonómico.

El líder del PSOE aprecia en Feijoo el «alumno aventajado» de Rajoy

Con una intervención más pegada a la realidad gallega, el secretario general de los socialistas españoles, Pedro Sánchez, se plantó ayer en la fiesta de los socialistas de Cerceda para respaldar al candidato de su partido a la presidencia de la Xunta, Xoaquín Fernández Leiceaga, cuyas virtudes glosó.

Pero con quien se afanó Sánchez en su intervención fue con el candidato popular a la Xunta y actual jefe del Ejecutivo, Alberto Núñez Feijoo, al que erigió en el «alumno aventajado» de Rajoy. «Feijoo dice y hace lo mismo que Rajoy -reprobó-, ni una mala palabra para sus jefes en Madrid ni una buena acción para los gallegos».

Acusó al presidente de la Xunta y líder del PPdeG de «callar y no decir nada» cuando se paralizaron «infraestructuras que necesita esta tierra» o cuando los problemas que afectan a la pesca y al sector lácteo empezaron a asfixiar a los productores. Lo acusó, de hecho, de anteponer siempre los intereses del Partido Popular y de Rajoy a los de Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Sánchez dice que Leiceaga retirará de la sanidad gallega el cartel de «se vende»