El nacionalismo se desvanece en Galicia

domingos sampedro SANTIAGO / LA VOZ

ELECCIONES 2016

V Televisión

La irrupción electoral de Podemos achicó el espacio político del BNG y laminó a sus socios nacionalistas de En Marea, que intentaban aguantar la bandera en torno a la figura de Beiras

29 jun 2016 . Actualizado a las 16:34 h.

No todos tenían la sensación de que harían historia, pero allí se citaron, en el frontón de Riazor (A Coruña) para crear la mayor herramienta política que ha dado el nacionalismo gallego: el BNG. Corría el mes de septiembre de 1982. «Chegamos alí esfarelados, divididos e todos coa lingua fóra», rememora uno de los protagonistas. Con la estrenada democracia, UPG, PSG, AN-PG y otras muchas siglas ya habían cosechado por separado unos cuantos batacazos en las urnas, lo que los empujó a abandonar el minifundismo y probar la concentración parcelaria. Poco a poco, sus propuestas se escucharon en el Parlamento gallego, en las Cortes, llegaron a las alcaldías de Ferrol, Pontevedra o Vigo, se discutía en gallego en Estrasburgo y se aplicaron más tarde desde la Xunta. Aun quedan restos de todo aquello a nivel local. Pero la irrupción de Podemos en escena aceleró el ocaso, pues trajo consigo, con la colaboración de Anova, la aniquilación institucional del nacionalismo galaico.

Grupo autónomo en las Cortes

Justo cuando ayer se conmemoraba el 80º aniversario del plebiscito del primer Estatuto de Autonomía de 1936 -en virtud del cual Galicia tiene estatus de «nacionalidad histórica»-, algunas personas relevantes echaban en falta que el nacionalismo se diluyera políticamente en Galicia, cuando fue capaz de resistir el embate de Podemos en otros territorios históricos, como Cataluña y el País Vasco, donde la formación de Pablo Iglesias aceptó, por ejemplo, que En Comú Podem se construyera en un partido propio para poder formar un grupo autónomo en las Cortes, algo que le negó a En Marea.

«Espero que mude esta visión negadora de Galicia», declaró a La Voz Camilo Nogueira, el primer eurodiputado que tuvo el BNG, y que sostiene que «a nación galega está mellor preparada que nunca para desenvolver un proxecto político nacional».