Los vendedores de humo, indignados

La industria de las nieblas de seguridad pide a los políticos que dejen de hablar de su oficio como sinónimo de engaño


Redacción / La Voz

La campaña se relaja los sábados, sobre todo si el tiempo se pone bueno, también en las redes sociales. Solo un fenómeno logró sorprender el sábado: el llamamiento a los políticos para que dejen de denominar «vendedores de humo» a sus rivales cuando quieren acusarlos de hacer promesas absurdas o que no van a cumplir.

El tirón de orejas procede de la industria del humo, que algunos no sabíamos que existía, ni que daba abundante empleo y buenas cifras de exportación. «Nosotros somos vendedores profesionales de humo», afirma, sumergido en un ambiente nebuloso, Carlos Riaza, de Load Safer, en un vídeo que hay que ver (www.youtube.com/watch?v=ec86neWN1w0). Los profesionales, dice Riaza, «creemos que esto nos está haciendo daño en nuestro negocio (...), la venta de humo de seguridad, y nuestros clientes pueden recibir mensajes confusos cuando se entiende que un vendedor de humo es una persona que lo único que está intentando hacer es engañarte». Queda dicho. Señores políticos, déjense de intrusismo.

«Los malos»

De gira por Canarias, el presidente en funciones usó de nuevo sus facultades especiales para simplificar mensajes, que para emitirlos complicados ya están Dolores de Cospedal y Juan Carlos Monedero. En Tenerife, Mariano Rajoy hizo un llamamiento para que se agrupe (se supone que en el PP) todo el voto moderado, «que tiene que estar junto. Porque cuando se divide, se acaban aprovechando los malos».

Este calificativo dio pie a risas en las redes, en tono infantil no se sabe por qué.

Helados

Alberto Garzón volvió a triunfar en Twitter con una iniciativa sin mucha miga, parecida a la de los «gatetes» de la pasada campaña. Esta vez fue bajo la etiqueta #HeladosconGarzón, que no tiene más secreto que pedir a los seguidores una autofoto tomándose un helado y con algún mensaje ingenioso.

El invento fue tendencia un buen rato, lo que demuestra que las cifras a veces apabullantes de reacciones positivas hacia los emergentes en las redes se deben, más que nada, a que sus seguidores son los más activos en esos modos de comunicación.

Españoleando

Los creadores de fotos trucadas (memes) se emplearon a fondo con Albert Rivera y su presencia en Barcelona el viernes, para ver el partido de la selección y españolear un poco, uniformados todos con la camiseta del equipo. Unos cuantos tuits recordaron sus críticas a la politización del deporte cuando condenaba la presencia de banderas esteladas en los estadios.

Y, una vez más, los creativos de las redes le dieron estopa a Pablo Iglesias, por sus recientes declaraciones sobre José Luis Rodríguez Zapatero. En un meme se le ve consultando al expresidente. Este le dice: «Pablo, si mis hijas fueron vestidas de mamarrachas a ver a Obama, deja a Íñigo que vaya como quiera». «Es que quiere ir de minion, José Luis», le contesta el líder de Podemos.

Otras fotos presentan a Iglesias como Daenerys Targarian, la reina rubia de la serie Juego de Tronos que se pasea entre las llamas, de la que hace unos días dijo que sus soflamas eran un apoyo al discurso de Unidos Podemos.

Carlos Callón, candidato del BNG, se sumó al juego el jueves: después de que su compañera de partido Ana Pontón quemara facturas eléctricas en un acto simbólico de protesta, Callón tuiteó: «Tiñades que ver a @anaponton en modo #Khaleesi, sen medo ás chamas». En fin, que hay que dar espectáculo.

Votación
0 votos
Comentarios

Los vendedores de humo, indignados