Las mejores anécdotas del 20D

La Voz / Agencias

ELECCIONES 2016

Una niña que se comió una acreditación, un pueblo que vota en un minuto, el olvido de Ada Colau o el nacimiento del hijo del líder de Vox, entre las curiosidades de la jornada

21 dic 2015 . Actualizado a las 12:56 h.

No hay jornada electoral, por mucho que transcurra con normalidad, que no sume anécdotas, anomalías, despistes y situaciones curiosas, más allá de las clásicas estampas de monjas votando. En esta histórica votación del 20-D, que discurrió sin incidencias relevantes, se sucedieron las pequeñas peculiaridades, como pintadas junto a un colegio electoral o la aparición de silicona en la puerta de otro, episodios que, incluso, afectaron a los propios políticos.

Albert Rivera, atrapado en la puerta giratoria de un hotel

Una de las más curiosas ¿y simbólicas? ha tenido lugar a última hora de la tarde, cuando ya los colegios electorales habían cerrado. Albert Rivera se quedó atrapado unos segundos en la puerta giratoria del hotel Eurobuiling.

Un presidente ebrio en Ferrol

CÉSAR TOIMIL

El presidente de una mesa electoral del centro de Ferrol tuvo que ser desalojado cuando se iba a producir el cierre de la misma. El motivo era que presentaba evidentes síntomas de embriaguez. Otros componentes de la mesa alertaron a la Policía Nacional, que envió una patrulla. Los agentes tuvieron que dirigirse a las autoridades competentes para conocer el modo de proceder. A los pocos minutos le indicaron que tenía que abandonar su puesto como presidente. No obstante, el ciudadano se negó y reiteraba que quería realizar el escrutinio.