El regreso del jarrón chino

Felipe González sale al rescate de Sánchez y los usuarios de las redes le sacan sus vergüenzas


Redacción / La Voz

«Un expresidente es como un jarrón chino en un apartamento pequeño: nadie se atreve a tirarlo, pero molesta por todas partes». La frase, que habrán oído alguna vez, es original de Felipe González. Así que podríamos decir aquello de «¡Mira quién habla!», porque aquel que lo fue todo en el socialismo español ha vuelto para echarle una mano a Pedro Sánchez a quien, «humildemente», parece que no le pintó tan bien en el debate como él creía.

El expresidente revivió sus tiempos mozos, aquellos cuando Aznar y Anguita le apretaban los tornillos: «Estamos viviendo una nueva versión de la pinza sobre el PSOE», dijo ayer por la mañana en Espejo Público. «Viví durante mucho tiempo sometido a la pinza. Ahora todos atacan a Sánchez porque saben que es la única salida razonable al Gobierno del PP». Y, claro, los que no están de acuerdo se dieron por aludidos y le zurraron la badana, singularmente en Twitter, donde González se convirtió en tendencia durante toda la mañana.

Fotos de González con Gadafi, con Carlos Andrés Pérez, con aquel líder iraní llamado Ahmadineyad y todo tipo de lindezas cayeron sobre el expresidente, sin olvidar, por supuesto, las famosas puertas giratorias. Felipe González no solo le zumbó a Podemos («No se fíen de nadie que cobre por asesorar a un país extranjero y quiera representar a los españoles»), también se guardó algo para Albert Rivera, al que comparó con Aznar, ex presidente por cierto que se está manteniendo prudentemente en la oscuridad electoral por, dicen, expreso deseo de Rajoy.

Pero el momentazo de Rivera tuvo lugar en Granada poco antes de que contestara a González afirmando que el edificio que creó el político sevillano es ahora un edificio en ruinas gracias a Zapatero y Sánchez. Estaba Albert matizando con un grupo de señoras cuando una fan de cierta edad se puso a gritar: «¡Mira, este es el que nos va a dar la ley de Dependencia!» Y Rivera se quedó parado:

-¡¿El qué?!

-La ley de dependencia.

-¡Ah! Había entendido la independencia. Como dijo Pablo Iglesias que ustedes querían la independencia de Andalucía, me he quedado acojonado.

Como se ve, aquí no se da puntada sin hilo. El vídeo se pudo ver ayer en la web de La Voz. Y en él podía escucharse al ciudadano Rivera transmutarse (un poco solo) en un orador de Podemos: «Si se puede rescatar a los bancos, se pueden rescatar a las personas. ¡Sí se puede!». ¿Les suena de algo? Semejante mimetismo no pasó desapercibido y se ganó, cómo no, algún que otro meme.

Otro vídeo que se está viralizando es el de Darth Vader escapando del lado oscuro. ¡Cómo dejar pasar la fabulosa publicidad que supone el lanzamiento de Star Wars! Ayer andaba por todas partes el vídeo con las andanzas del padre de Luke Skywalker atendiendo una carta de Yoda (al parecer, integrado ya en la formación morada) que le hacía reflexionar y romper su carné del PP para acabar convirtiéndose en una activista que reparte publicidad de Podemos. Con unos efectos de todo a cien pero francamente ocurrentes, el corto fue también objeto de no pocos comentarios en Internet.

González fue pues, uno de los protagonistas de la actividad de ayer en las redes. Y es que los expresidentes echados pa?lante dan mucho juego. Hoy vuelve otro, Zapatero, que también participa de la llamada «Operación salvad al soldado Sánchez». Será en Gijón y, con toda seguridad, se ganará su cuota de tuits.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El regreso del jarrón chino