Entre el relevo y la negociación

A Coruña y Santiago avanzan en el traspaso de poderes a las mareas. En Ourense y Lugo las conversaciones están estancadas y en Ferrol se perfila un bipartito


redacción / la voz

Salvo en Vigo y Pontevedra, donde la mayoría absoluta del PSOE y la amplia victoria del BNG no ofrecen lugar a dudas, el resto de las ciudades gallegas preparan la transición y las negociaciones para que los nuevos gobiernos que deberán gestionar la política municipal tomen el poder. En A Coruña y Santiago ya se prepara el traspaso de poderes, mientras que en Ferrol se avanza hacia un bipartito entre Ferrol en Común y el PSOE. En Lugo y Ourense aún no está claro quién va a gobernar.

A Coruña

Reunión entre el alcalde saliente y el futuro regidor. El alcalde saliente de A Coruña, Carlos Negreira, mantuvo ayer su primer encuentro con el próximo regidor, Xulio Ferreiro, líder de la Marea Atlántica, para iniciar el traspaso de poderes. Ferreiro describió la entrevista como «afable» y explicó que abordaron diversos «temas candentes», como la organización de las fiestas de María Pita y San Juan o el contencioso urbanístico de Someso, que el nuevo alcalde tendrá sobre la mesa cuando tome posesión el próximo día 13.

Negreira anunció que ha dado orden de paralizar todos los procedimientos administrativos que no sean imprescindibles, incluidos los contratos menores, y que se va a formar una comisión de seguimiento integrada por miembros de las cuatro fuerzas con presencia en María Pita (Marea, PP, PSOE y BNG) para que tome decisiones en caso de urgencia.

Negreira también se entrevistó con el portavoz del BNG, Xosé Manuel Carril, y con la del PSOE, Mar Barcón, que reiteró al término del encuentro que su partido respaldará la investidura de Xulio Ferreiro y que los socialistas, que tienen la llave de la gobernabilidad en María Pita, asumen el papel de «vigilar» al nuevo ejecutivo. Tanto ella como Ferreiro dieron casi por descartada la posibilidad de un gobierno de coalición entre sus partidos.

El traspaso de poderes en A Coruña tomará velocidad de crucero mañana, cuando comiencen los encuentros entre los miembros del gobierno saliente y sus sustitutos de la Marea.

Santiago

Pendientes de los informes para el traspaso. En Santiago, los primeros contactos para el traspaso de poderes entre el PP y Compostela Aberta están pendientes de la recepción de los informes sobre la situación de cada área municipal que encargó el alcalde en funciones, Agustín Hernández, la semana pasada. El ejecutivo saliente cuenta con disponer de todos ellos entre hoy y el jueves. A partir de ahí se fijará el primer encuentro. Hernández ha comprometido un traspaso con total «lealdade institucional» y ya anunció que su gobierno se abstendrá de adjudicar los contratos que están pendientes. Y mientras el gobierno saliente prepara el traspaso, Compostela Aberta y el BNG inician hoy las primeras conversaciones entre el futuro ejecutivo y los otros grupos de izquierda con representación (PSOE y BNG) para ver las posibilidades de cerrar un acuerdo de gobernabilidad.

Lugo

BNG y Lugonovo mantienen su veto a Orozco. A día de hoy, la situación sigue tan abierta como en el momento en que se conocieron los resultados de las pasadas elecciones locales. Los socialistas (8 concejales) necesitan los votos del Bloque (2) y de Lugonovo (3) para alcanzar la mayoría (13) y conseguir la alcaldía. Pero tanto Lugonovo como el BNG se niegan a aceptar como candidato a la alcaldía al socialista José López Orozco, porque está imputado en el caso Pokémon. Para apoyar al PSOE, exigen la renuncia de Orozco. Y, de momento, tanto el interesado como su partido resisten la presión, y ni Orozco cede ni el partido le retira su apoyo. Así las cosas, el popular Jaime Castiñeira (9 concejales) empieza a ver la posibilidad de conseguir el bastón de alcalde, pero sabe que, desde ese mismo momento, tendrá sobre su cabeza la espada de Damocles de la moción de censura. El PP, como lista más votada, podría recibir el apoyo de Ciudadanos (2 ediles).

Ourense

PP y PSOE se niegan a llegar a un acuerdo con Democracia Ourensana. El traspaso de poderes tendrá que esperar. Las negociaciones para formar un gobierno estable están estancadas ante la negativa de Partido Popular y PSOE a llegar a un acuerdo con Democracia Ourensana (DO). En este escenario, la opción más probable es que la ciudad esté dirigida por el PP en minoría durante los próximos cuatro años al ser la lista más votada con diez concejales. Solo la suma de los 8 de DO y los 6 de PSOE dejaría a Jesús Vázquez sin el bastón de mando. Esa posibilidad parece remota, ya que ayer mismo la secretaria de organización del PSdeG, Pilar Cancela, aseguraba que no veía ninguna posibilidad de pactar con Gonzalo Jácome. El líder de DO no se rinde y tras proponerle al PP un gobierno rotatorio por años le envió un burofax a los socialistas. También deslizó la posibilidad de que el día de la investidura sus ocho concejales pudieran votar a favor de la candidatura de Vázquez Barquero y darle la alcaldía a los socialistas.

Ferrol

Inicio de la negociación para el bipartito. La ciudad naval encarrila su futuro hacia un bipartito entre Ferrol en Común y PSOE. Sus negociadores se reunieron ayer por primera vez, con presencia también del BNG, aunque está prácticamente descartado que entre en el gobierno ferrolano. No obstante, respaldará la investidura de Jorge Suárez (FeC) como alcalde. Con el pacto en fase preliminar, en el debate se ha colado la polémica por la Semana Santa: FeC defiende la supresión de la ayuda municipal, mientras Beatriz Sestayo (PSOE) mantiene su apoyo a la celebración. El alcalde en funciones, José Manuel Rey (PP), se reunirá mañana con todos los partidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Entre el relevo y la negociación