Vótame tú, que yo no puedo

La candidata del PP de Bueu, la del PSOE de Malpica o Martiño Noriega en Santiago no podrán respaldar su propia lista al no figurar en el censo


santiago / la voz

La diputada autonómica Berta Pérez (PP) tiene residencia en el municipio de Bueu, pero al que está más vinculada políticamente es al de Cangas, donde es teniente de alcalde y está censada. No obstante, en una operación de última hora, el PP decidió lanzarla como cabeza de lista en su localidad de acogida para plantarle batalla al alcalde de Bueu, el nacionalista Félix Juncal. Y la paradoja de la candidata popular es que, al quedar atrapada por el calendario en medio de dos municipios, tendrá derecho a pedir el voto, pero no podrá votarse a sí misma.

La de Bueu no es una situación corriente, pero tampoco inédita. Casi todos los partidos tienen algún caso de estas características en sus filas, como resultado de decisiones improvisadas, de fichajes realizados casi en el tiempo de descuento o incluso del desconocimiento de los plazos que marca la ley electoral.

Uno de los ejemplos más conocidos en la política gallega es el del coportavoz nacional de Anova y alcalde de Teo, Martiño Noriega, que anunció a mediados de marzo su decisión de optar a las primarias de Compostela Aberta para disputarle al PP la alcaldía de Santiago. Al demorarse en la toma de la decisión, Noriega se quedó sin margen para cambiar su lugar de residencia, pues el censo electoral se cerró el 31 de enero.

Y el resultado es que el candidato figura ahora inscrito en la circunscripción de Teo, donde es alcalde con el cargo delegado, y ni siquiera ejerciendo de interventor o de apoderado en Compostela podrá votar por su lista en la ciudad que aspirar a gobernar.

Estas situaciones atípicas de alcaldables que tienen que dar la cara ante los vecinos pidiéndoles un voto que ellos no van a ejercer, se producen sobre todo cuando su carrera política los lleva a saltar de municipio. Es la situación que se dio con Telmo Martín, que dejó Sanxenxo en el 2007 para competir por la alcaldía de Pontevedra. O del socialista Enrique Cabaleiro, que siendo concejal en Salceda, donde residía, compitió por la alcaldía de Tui en el año 2011, si bien en ambos casos fueron precavidos y cambiaron los papeles.

No ocurrió lo mismo con María Isabel Loureiro, cabeza de lista del PSOE en Malpica, en sustitución de José Ramón Varela. La candidata tampoco podrá votarse a sí misma porque figura censada en A Coruña. En su caso, además, dejó pasar los plazos para cambiar el lugar de empadronamiento pues, pese a ser nombrada aspirante a la alcaldía a mediados de diciembre y a disponer hasta finales de enero para mudar en el censo, optó por no hacerlo.

Conocida también es la situación del portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, que encabeza una candidatura en el municipio ourensano de Avión, pese a residir en Santiago, situación en la que se encuentran el resto de los integrantes de esta lista «simbólica» que confeccionaron para llamar la atención por las dificultades que tienen para concurrir.

Todos los partidos tienen casos de este tipo. No escapa ni Ciudadanos. Su candidata en Ferrol, Ana Rodríguez Masafret, nació en Manresa y votará en Neda. Pero lo hará en blanco. Allí no concurre la formación de Albert Rivera.

Información elaborada con aportaciones de las delegaciones de La Voz en Ferrol, Carballo, Pontevedra y Vigo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Vótame tú, que yo no puedo