Ciudadanos decidirá si Madrid vira a la izquierda o sigue en manos del PP

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo BAreño MADRID / LA VOZ

ELECCIONES 2016

La candidata al Ayuntamiento de Madrid del PP, Esperanza Aguirre, la candidata de Ahora Madrid, Manuela Carmena, el candidato de IU, Daniel Morcillo, el candidato del PSOE, Antonio Miguel Carmona, la candidata de Ciudadanos, Begoña Villacís y el candidato de Vox, Javier Ortega-Smith.
La candidata al Ayuntamiento de Madrid del PP, Esperanza Aguirre, la candidata de Ahora Madrid, Manuela Carmena, el candidato de IU, Daniel Morcillo, el candidato del PSOE, Antonio Miguel Carmona, la candidata de Ciudadanos, Begoña Villacís y el candidato de Vox, Javier Ortega-Smith. Paco Campos | EFE

La exjueza Carmena, de Ahora Madrid, amenaza la victoria de Aguirre

22 may 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

El de «la batalla de Madrid» es un tópico que se repite cada cuatro años en todas las elecciones municipales. Pero esta vez, la pugna por ocupar el sillón de la alcaldía de la capital, que muchos consideran más influyente que el de cualquier ministro, se presenta más apasionante que nunca. Las circunstancias han propiciado un duelo a cuatro entre tres figuras políticas con gran tirón personal, Esperanza Aguirre por el PP; Antonio Miguel Carmona por el PSOE y Manuela Carmena por Ahora Madrid, (la agrupación en la que se integra Podemos) y una cuarta candidatura en la que pesa más el partido que la cabeza de cartel (Begoña Villacís, por Ciudadanos). Y, como en muchas otras capitales de provincia, los sondeos indican que la llave de la alcaldía la tendrá precisamente la representante del partido naranja.

Aunque Aguirre ganaría holgadamente con 22-23 ediles, según el CIS, el PP perdería la mayoría absoluta por primera vez desde 1991, dejándose 8 o 9 de sus 31 concejales. Para alcanzar los 29 escaños necesarios, Aguirre necesitaría los 9-10 ediles que el sondeo otorga a Ciudadanos. Lo mismo le ocurriría a la izquierda si pretende desalojar al PP, ya que PSOE (12) y Ahora Madrid (13-14) no suman tampoco 29 escaños. Por primera vez en democracia, Izquierda Unida podría quedar sin representación en el Ayuntamiento de Madrid, lo mismo que le ocurriría a UPyD, que perdería sus cinco concejales.

Aguirre se la juega

Desafío a Rajoy. Esperanza Aguirre consiguió ser candidata del PP tras ganarle un nuevo pulso a Mariano Rajoy, que pese a sus pésimas relaciones con la lideresa, y tras sopesar otras opciones, tuvo que rendirse a la evidencia demoscópica de que Aguirre es la dirigente del PP que más apoyo concita en la capital. Rajoy no quiso correr el riesgo de que se le pudiera acusar de perder Madrid por haber dejado fuera a la mejor candidata. Y, además, es consciente de que si Aguirre fracasa se habrá quitado definitivamente de encima a su peor pesadilla en el PP. Pero la otra cara de la moneda es que si Aguirre consigue ser alcaldesa y el PP tiene un pésimo resultado en el resto de España, la lideresa saldrá catapultada y podría hasta discutirle la candidatura en las generales. Aguirre tiene el lastre del escándalo que protagonizó al huir de la policía tras ser sancionada por aparcar su vehículo en zona prohibida y por los casos de corrupción Gürtel y Púnica, que afectan a cargos designados directamente por ella.