Pedro Sánchez y Susana Díaz avivan su ruptura

La dirigente andaluza vuelve a evitar coincidir en mítines con el líder nacional


Madrid / Colpisa

Ni siquiera la necesidad de evitar que los líos de partido afecten a una campaña electoral crucial para el PSOE ha servido para disimular la distancia que separa a Pedro Sánchez y Susana Díaz. El secretario general del PSOE recorrerá siete de las ocho provincias andaluzas en estos quince días de movilización para pedir el voto en los ayuntamientos y comunidades autónomas que celebran comicios el 24 de mayo, pero a estas alturas la presidenta de la Junta de Andalucía en funciones no ha confirmado aún si participará o no en algún acto con él.

No lo hará seguro en ninguno de los mítines de esta semana -hoy, Sánchez estará en Granada y en Jaén, y mañana visitará Cádiz y Málaga- y la única respuesta oficial que se da tanto desde el entorno de Susana Díaz como desde el del líder nacional, en Madrid, es que «la agenda del día 20 no está cerrada». En esa penúltima jornada de campaña es en la que buena parte de los dirigentes del PSOE consideran que sería lógico que compartieran escenario.

El mero hecho de que la dirigente andaluza mantenga viva la incógnita evidencia su nula simpatía por Sánchez. Nunca se ha planteado una situación así. Lo normal es que allá donde va el secretario general en campaña vaya también el líder del partido en el territorio. No necesariamente tiene que estar en todos los actos, hay que tener en cuenta, además, que en Andalucía no hay ahora autonómicas, solo municipales, pero no estar en ninguno resultaría, según admiten diversos dirigentes, poco menos que inconcebible. Tanto que algunos creen incluso que Díaz «no se atreverá» a hacer ese feo a Sánchez porque le pasaría, aseguran, factura interna.

Ya en la campaña de las andaluzas del 22 de marzo ocurrió algo similar. La dirigente regional optó por asumir en exclusiva todo el protagonismo sin ningún tipo de ayuda externa, lo que implicaba que el resultado, que esperaba bueno para el partido, también se le imputaría a ella y solo a ella. Ahora es a Pedro Sánchez a quien quiere que se le impute el resultado de unas elecciones locales, estas sí de ámbito nacional, que los propios socialistas anticipan como poco fructíferas para sus intereses.

Últimos intentos de desbloquear la investidura en Andalucía

Los socialistas andaluces harán hoy un último intento, con reuniones a varias bandas, de recabar los apoyos necesarios -basta con la abstención de al menos Ciudadanos y Podemos, o la del PP- para conseguir mañana la investidura de Susana Díaz en el tercer intento. La presidenta en funciones advirtió ayer a los dirigentes de los nuevos partidos y a los de IU que sus votantes no podrán entender que voten junto con el PP «diciendo no a Andalucía». Pero de momento nada hace prever que haya cambios en la votación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Pedro Sánchez y Susana Díaz avivan su ruptura