Las doce horas en las que el PSdeG perdió el último diputado de Pontevedra

Manuel Varela Fariña
Manuel varela REDACCIÓN / LA VOZ

ELECCIONES 2020

MERCE ARES

El recuento del voto emigrante dejó a los socialistas sin el sexto escaño en la provincia, donde pidieron una revisión de los votos nulos que terminó por ampliar la ventaja del PP

22 jul 2020 . Actualizado a las 12:28 h.

El PSdeG mantuvo durante ocho días el último escaño de la provincia de Pontevedra por solo 45 votos. El sexto escaño logrado en la circunscripción permitía al candidato Gonzalo Caballero mejorar, por un diputado, los resultados logrados por su antecesor, Xaquín Fernández Leiceaga, en las elecciones del 2016. Las sacas de sufragios llegadas desde el extranjero, algo menos de 2.000 en Pontevedra, terminaron por desplazar a la socialista Noelia Otero de su plaza en el Parlamento en favor del popular Pazos Couñago. Así, el PPdeG se hacía con 11 de los 22 diputados provinciales en el Pazo do Hórreo. La ventaja pasaba ahora a ser de solo 42 papeletas para los populares.  

Con el último escaño disputado por una mínima diferencia, los socialistas gallegos enviaron una petición a la Junta Electoral de Zona (JEZ) en la mañana del lunes para la revisión de los más de 4.600 sobres que se consideraron nulos el 12 de julio en toda la provincia. La JEZ admitió la alegación e inició un nuevo recuento en las mesas de todos los colegios electorales de Pontevedra, que el pasado domingo 12 contó con más de 900 centros de votación. El PSdeG se aferró a esa última baza para recuperar un diputado que en esta circunscripción les otorgaba la misma representación que el BNG, a pesar de que los nacionalistas les superaron en más de 7.000 votos en las urnas.

Pese a la previsión desde la Junta Electoral de prolongar los trabajos hasta al menos el día siguiente, la revisión de los votos nulos finalizó minutos antes de las diez de la noche. En total se validaron 443 votos para PP, BNG, PSOE y Galicia en Común, si bien los principales beneficiados terminaron siendo los populares, que se adjudicaron más de la mitad de esos sufragios. Así, el PP sumó 236 votos más; el PSdeG, 98; y, el BNG, 82. La coalición de Podemos, Anova y varias mareas locales recibió 27 nuevos apoyos, insuficientes para alcanzar el 5 % mínimo de votos para entrar en el reparto de actas en el Parlamento.