La Xunta pide ampliar el plazo del voto exterior para que lleguen más papeletas

Carlos Punzón
carlos punzón VIGO / LA VOZ

ELECCIONES 2020

MARCOS CREO

Reclama a la Junta Electoral que acepte los sobres llegados mañana, pasado y el lunes

17 jul 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

A tres días para que se lleve a cabo el recuento del voto de la emigración en los comicios al Parlamento gallego, el conflicto generado por la imposibilidad de miles de personas de poder participar en las elecciones va en aumento. La indignación de la emigración se ha hecho patente por haberle llegado tarde o no haber recibido la documentación necesaria. A mayores, numerosos electores de la diáspora transmiten el temor a que su voto emitido en plazo no llegue a tiempo (a causa de los problemas de transporte por la pandemia) al recuento que se efectuará el lunes y en el que se dirimirá el último escaño de Pontevedra entre el PP, con 41 diputados según el recuento provisional, y el PSOE, con 15.

Ante ese escenario, la Xunta ha decidido solicitar a la Junta Electoral Central una ampliación del plazo de recepción en Correos de los votos remitidos por los consulados españoles. La Vicepresidencia del Gobierno gallego reclama que todos los votos llegados a las oficinas consulares después de la jornada electoral del domingo, pero que hubieran sido franqueados dentro del plazo legal, sean enviados «con garantías» a las juntas electorales provinciales para su recuento. Pide para ello utilizar las medidas extraordinarias necesarias, como el uso de valijas diplomáticas urgentes, vía que el Ministerio de Asuntos Exteriores descarta por no estar recogida expresamente en la ley electoral.

Para dar margen a que los votos ya enviados por los consulados y los que puedan enviar vía urgente lleguen al recuento, Vicepresidencia plantea que en lugar de cerrar el plazo de admisión hoy a las 16 horas, se extienda hasta la misma mañana del lunes y se demore hasta el momento de apertura de las urnas. Está fijado ese proceso para las ocho de la mañana, pero es a partir de esa hora cuando se comienza a introducir en la urna voto a voto de la emigración, una vez certificada la idoneidad censal del votante. Esa tarea puede durar más de una hora. La Xunta plantea a la Junta Electoral que ese tiempo se considere también útil para que los servicios de Correos puedan depositar en la sala del escrutinio los últimos sobres llegados a sus oficinas esa misma mañana.