La Xunta pide ampliar el plazo del voto exterior para que lleguen más papeletas

Reclama a la Junta Electoral que acepte los sobres llegados mañana, pasado y el lunes


vigo / la voz

A tres días para que se lleve a cabo el recuento del voto de la emigración en los comicios al Parlamento gallego, el conflicto generado por la imposibilidad de miles de personas de poder participar en las elecciones va en aumento. La indignación de la emigración se ha hecho patente por haberle llegado tarde o no haber recibido la documentación necesaria. A mayores, numerosos electores de la diáspora transmiten el temor a que su voto emitido en plazo no llegue a tiempo (a causa de los problemas de transporte por la pandemia) al recuento que se efectuará el lunes y en el que se dirimirá el último escaño de Pontevedra entre el PP, con 41 diputados según el recuento provisional, y el PSOE, con 15.

Ante ese escenario, la Xunta ha decidido solicitar a la Junta Electoral Central una ampliación del plazo de recepción en Correos de los votos remitidos por los consulados españoles. La Vicepresidencia del Gobierno gallego reclama que todos los votos llegados a las oficinas consulares después de la jornada electoral del domingo, pero que hubieran sido franqueados dentro del plazo legal, sean enviados «con garantías» a las juntas electorales provinciales para su recuento. Pide para ello utilizar las medidas extraordinarias necesarias, como el uso de valijas diplomáticas urgentes, vía que el Ministerio de Asuntos Exteriores descarta por no estar recogida expresamente en la ley electoral.

Para dar margen a que los votos ya enviados por los consulados y los que puedan enviar vía urgente lleguen al recuento, Vicepresidencia plantea que en lugar de cerrar el plazo de admisión hoy a las 16 horas, se extienda hasta la misma mañana del lunes y se demore hasta el momento de apertura de las urnas. Está fijado ese proceso para las ocho de la mañana, pero es a partir de esa hora cuando se comienza a introducir en la urna voto a voto de la emigración, una vez certificada la idoneidad censal del votante. Esa tarea puede durar más de una hora. La Xunta plantea a la Junta Electoral que ese tiempo se considere también útil para que los servicios de Correos puedan depositar en la sala del escrutinio los últimos sobres llegados a sus oficinas esa misma mañana.

Ínfima participación

El caos sufrido por el voto emigrante en las elecciones autonómicas, en las que no pudo participar ningún gallego afincado en Cuba o Venezuela (casi cuatro mil lo habían pedido en ambos países), o las dificultades vividas en puntos como Nueva York, donde no votó nadie, como en la capital de México solo lo hicieron 22 personas y 148 en Buenos Aires, hizo descender a un 1,24 % la participación de la emigración en los comicios autonómicos. La complejidad del voto rogado y los efectos de la pandemia hizo que al final solo 12.807 de los 463.163 gallegos residentes en el Exterior pudieran o quisieran tomar parte en las elecciones, pero solo 5.726 escrutinios fueron enviados por los consulados, sin que haya garantías de que todos lleguen a tiempo al recuento debido a los problemas logísticos en buena parte del mundo. Es decir, 7.000 se quedaron sin poder votar.

La Xunta manifestó a la Junta Electoral Central en una comunicación su crítica, «al haberse puesto en evidencia que no se ha actuado con la previsión suficiente por parte de los servicios públicos del Estado para lograr el correcto funcionamiento de este proceso electoral en el exterior», señala el Gobierno gallego, que asegura haber pedido reiteradas medidas especiales para garantizar el voto.

Uruguay como ejemplo

Contrapone al caso de Venezuela, Cuba y más países donde la Xunta tiene constancia de que no se repartieron las papeletas y la documentación electoral, al de Uruguay, donde dichos envíos se realizaron con empresas de mensajería privadas. «No podemos dejar de preguntarnos por qué no se tomaron medidas especiales en todos los países o por qué no se trabajó con más previsión desde el Gobierno de España», indica la Xunta en su carta a la Junta Electoral, apuntando la responsabilidad del Ejecutivo estatal en el funcionamiento de la infraestructura electoral fuera de las fronteras del país.

La colonia gallega de Buenos Aires encabeza un nuevo frente contra el voto rogado y para que se prorrogue el recuento

El Consejo de Residentes Españoles en Argentina y el Consello de Comunidades Galegas, que aglutina en dicha capital a 29 sociedades de emigrantes gallegos, se han puesto a la cabeza de una demanda al Gobierno central para que garantice que todos los votos enviados dentro del plazo legal a los respectivos consulados entren en el recuento que el lunes se llevará a cabo para cerrar el escrutinio de las elecciones autonómicas. En Argentina, el jueves y viernes pasados fueron festivo, con lo que no operó su servicio de correos. Esa circunstancia unida al fin de semana lleva a las organizaciones de emigrantes a sospechar que muchos votos remitidos en plazo no llegaron a tiempo para los envíos que se llevaron a cabo con destino a Galicia desde los consulados españoles en el país.

Argentina suma 165.762 gallegos y descendientes con derecho a voto, pero solo 1.455 pudieron completar el proceso de rogarlo para estos comicios. El consulado de Buenos Aires únicamente recibió antes del domingo 148 votos, mientras que 10 el de Rosario, uno el de Mendoza y ninguno en Bahía Blanca.

El Consejo de Residentes en Argentina, el órgano de representación de la emigración en el país, reclama al Gobierno español que arbitre todos los medios para que los votos que fueron válidamente emitidos y cuya entrega se haya demorado por problemas logísticos, sean tenidos en cuenta en el escrutinio definitivo. El Consello de Comunidades Galegas incluso aboga por que se amplíe el plazo para el recuento de ser necesario, para garantizar que todos los votos cuenten.

Los representantes de la emigración achacan al sistema del voto rogado, los tres envíos postales necesarios que impone y los estrechos márgenes de tiempo para realizar todo el proceso, el origen del conflicto suscitado en las elecciones gallegas. Además de mostrar su «disconformidad» con ruego del voto, estiman que el caos vivido ahora es una nueva desconsideración hacia los españoles residentes en el extranjero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Xunta pide ampliar el plazo del voto exterior para que lleguen más papeletas