Los resultados en Lugo: la provincia aporta un diputado más a Feijoo

Los populares obtuvieron el mejor resultado de Galicia y el BNG triplicó sus cifras


lugo / la voz

El PPdeG recoge en Lugo el mejor resultado de las cuatro provincias gallegas. Con casi el 55 % del voto, vuelve a subir otra vez en la provincia en porcentaje, como ya había hecho en el 2016. Además, la lista encabezada por Elena Candia, presidenta provincial del partido, aporta un diputado más a la cartera de Alberto Núñez Feijoo, pasando de los ocho que tuvo en el 2016 a los nueve diputados que consigue este domingo. Los populares ganan en 64 de los 67 concellos de la provincia de Lugo e incluso son la fuerza más votada en 33 municipios en los que no gobiernan. En diecinueve municipios, el PP saca más del 50 % de los sufragios.

En su primera reacción en la noche electora, la portavoz del PP, Elena Candia, no podía ocultar su satisfacción: «Síntome moi agradecida a un proxecto político no que empecei como militante de base e que, con toda humildade, nos acaba de agasallar cun resultado histórico que nos enche de posibilidades para traballar por Lugo. Vén unha etapa difícil na que esperamos que a oposición apoie e estea con nós para unha recuperación económica da provincia canto antes».

Pincha aquí para conocer calle a calle cómo han votado tus vecinos

El otro ganador de la noche electoral es el BNG, que triplica el porcentaje de votos de la provincia, pasando de un 7 % que tenía en el 2016 al 21 % que consigue. La lista que encabeza Olalla Rodil dio la sorpresa incluso a su propio partido, porque, aunque preveían una mejoría importante y sabían que podían incluso dar el sorpasso al PSOE, no esperaban hacerlo con el 4 % de diferencia, que suponen más de 7.000 votos en la provincia. La sede se quedó pequeña y fue necesario montar una carpa para la fiesta. 

Única referencia nacionalista

Desaparecida la representación de la Marea y de Podemos en toda la provincia, eso les deja como la única referencia en la izquierda nacionalista. Rodil asegura que esperaban un buen resultado, pero no habían querido pronosticar tanto éxito.

El PSOE fue el gran damnificado, porque su descenso de dos puntos porcentuales supone unos 8.000 votos perdidos en los 67 concellos de la provincia, siendo la segunda o la tercera fuerza en muchos concellos en los que gobierna en el consistorio.

La cabeza de lista del PSOE, Patricia Otero, considera que el resultado obtenido no se correspondía con el esperado. «Fueron los vecinos los que decidieron y hay que acatarlo, pero esperábamos más apoyo», añadía.

En cuanto al resto de partidos, Podemos fue el cuarto más votado, casi empatado con Vox. Ambos consiguieron solo el 2% de los electores de la provincia, muy lejos de obtener representación. Podemos obtuvo 3.600 y Vox 3.300. La participación fue del 60 %, más alta que en el 2016, cuando fue del 53,55 %.

En la capital, el BNG cuadruplica sus cifras y deja al PSOE a mucha distancia 

Los resultados en la ciudad de Lugo son muy parejos a los que de toda la provincia. El PP también subió un 5 % con respecto a las pasadas autonómicas y más del 50 % de los electores del municipio se decantan por la papeleta de Feijoo.

Pero la cifra del BNG es aún comparativamente mejor porque casi multiplicó por cuatro sus resultados, pasando de un 6% de los votos a casi un 24 %; es decir, de 3.000 papeletas en las urnas a más de 10.000. Sin embargo, el PSOE cae un punto porcentual y casi 1.500 votos, quedando de tercera posición, a casi 3.000 votos del partido de Ana Pontón. Este resultado, trasladado a los comicios locales, significaría que el BNG gobernaría en vez del PSOE. Y en cuanto al PPdeG, refleja que en Lugo tiene mayoría absoluta, aunque luego en las municipales lleve ya cuatro mandatos sin conseguir acertar con la candidatura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Los resultados en Lugo: la provincia aporta un diputado más a Feijoo