Los candidatos se relajaron con llamadas a la participación

Todos animaron a acudir masivamente a los colegios electorales


Redacción

Cuando la política gallega se jugaba en un triángulo a finales de los noventa, Fraga jugaba al dominó en Perbes, Beiras tocaba el piano en Brión y Abel Caballero —entonces candidato a la presidencia de la Xunta como ahora su sobrino Gonzalo— disfrutaba del fútbol durante la jornada de reflexión. Este día de pausa, en esta ocasión tras una campaña atípica marcada por la nueva realidad de la pandemia, está concebido para madurar el sentido del voto en paz, alejados del ruido de la refriega política. Por eso esta jornada peculiar también se conoce como veda o silencio electoral, aunque hay democracias con más solera que carecen de esta antesala pacífica de las votaciones.

En el contexto de incertidumbre sobre el calado que tendrá finalmente la abstención, los candidatos, esta vez todos ellos, coincidieron en insistir en sus llamamientos a la participación, aunque en algún caso se añadió algún reproche por las dudas que se sembraron sobre la seguridad del proceso electoral a raíz del brote de A Mariña. Este fue el caso del candidato del PPdeG, Alberto Núñez Feijoo, que dio un paseo por Vigo con su madre, Sira. «É verdade que pode haber algún interese polo menos por sementar dúbidas», lamentó el presidente de la Xunta y candidato a la reelección. «Pero os galegos son moi intelixentes e saberán distinguir entre o ruído e outras cousas», añadió, para después animar a votar «con tranquilidade».

El candidato socialista, Gonzalo Caballero, pasó la jornada de reflexión cerca de allí, en Ponteareas, su localidad natal y donde viven sus padres, con los que compartió la mañana en una terraza. El secretario general del PSdeG pidió «participación máxima» a los electores gallegos «porque, se hai tal mobilización, gañamos todos». La reunión familiar, después de un largo confinamiento en el que no se pudo disfrutar de algunos seres queridos, fue otra constante entre los candidatos. Caballero aprovechó así uno de los «poucos momentos» que puede disfrutar de sus padres.

Indecisos

Ana Pontón, líder y candidata del BNG, fue a la idea matriz que justifica el día de reflexión y pidió a los indecisos que dediquen ese tiempo a pensar «que Galiza queren construír, con que Galiza soñan e que voten pensando en facer realidade ese soño». Pontón paseó por la plaza de Abastos compostelana con su pareja y su hija y después se sentó en una terraza, desde donde animó a los gallegos a participar en los comicios.

El candidato de Galicia en Común, Antón Gómez-Reino, que optó por disfrutar del paseo marítimo de A Coruña, fue más directo que Feijoo en lo que respecta a la polémica por el brote de A Mariña. Se refirió a la «incerteza a nivel sanitario e democrático» en la comarca lucense. «Hai moita xente na Mariña que aínda segue coa incerteza de saber se pode votar», recordó.

El candidato de la Marea Galeguista, Pancho Casal, dio un paseo por la ría de O Burgo, en Culleredo, donde reflexionó sobre la importancia de la sostenibilidad ambiental.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los candidatos se relajaron con llamadas a la participación