Sucedió el 1981: Los líderes madrileños y la glucosa para sus pupilos gallegos

A punto de terminar la primera campaña gallega, los líderes nacionales apuraban sus últimos mensajes en Galicia: «Acuden para inyectar un poco de glucosa en los ya cansados músculos de sus pupilos gallegos», decía un análisis de La Voz de Galicia


Redacción / La Voz

Han pasado casi 40 años de aquellas primeras elecciones autonómicas y hay actos, casi ritos electorales, que se mantienen intactos. Galicia elegía aquel 20 de octubre de 1981 su primer Parlamento y horas antes las caravanas electorales tenían que echar el resto.

El 18 de octubre de 1981 La Voz de Galicia titulaba su primera página con aquel «Hoy, último día de campaña electoral» y una foto del presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo, y su esposa descendiendo la escalerilla del avión. Llegaban para apoyar a su candidato, José Quiroga, que aspiraba a la presidencia de la Xunta por UCD. [Consulta aquí la página completa]

Aquella primera página señalaba que, «salvo el atentado sufrido por la sede de la Derecha Democrática Española, puede decirse que la tranquilidad, el buen comportamiento cívico y la falta de todo tipo de alteraciones del orden, fueron las notas dominantes, así como la lucha contra la abstención». Esta última, sin duda, una de las claves. La abstención en aquellos primeros comicios gallegos superó el 57%, pero se esperaba que fuese aún mayor.

Aquella cita con las urnas tuvo lugar un 20 de octubre, martes para más señas, así que en la previa no solo era Calvo Sotelo quien recalaba en tierras gallegas. La Voz subrayaba que, durante la campaña, habían visitado la comunidad Manuel Fraga, Felipe González, Alfonso Guerra, Santiago Carrillo o Nicolás Sartorius. 

«Los últimos metros de la carrera electoral están animados por la nutrida presencia en Galicia de los líderes más conspicuos de la política nacional, que acuden para inyectar un poco de glucosa en los ya cansados músculos de sus pupilos gallegos», rezaba un análisis publicado el propio 18 de octubre bajo el título «En busca de la Galicia perdida». [Consulta aquí la página completa]

«Es como un doping político -decía el texto sobre las visitas de los referentes nacionales de los partidos-, lícito desde luego, pero que en algunos casos enrarece el ambiente en demasía, subiendo el tono de los enfrentamientos dialécticos hasta extremos poco conocidos por estos lares. Ahí están, sin ir más lejos, los casos de Alfonso Guerra y Jorge Vestrynge, políticos de lengua viperina y andaluza».

El texto mantenía que en los últimos días de campaña había llegado a Galicia «todo Madrid» en busca de las esencias y de «los secretos del país»: «¿Hacia dónde va Galicia? Quien más y quien menos espera el día 20 con expectación de explorador en busca de arcas perdidas».

CON TU SUSCRIPCIÓN PUEDES ACCEDER A TODAS LAS NOTICIAS PUBLICADAS EN LA VOZ DE GALICIA, DESDE 1882 HASTA HOY, BUSCANDO POR PALABRA CLAVE

ENCUENTRA TUS RAÍCES

Busca entre comillas el nombre de alguno de tus familiares o el de tu pueblo para ver todo lo publicado

Busca a tus familiares

Busca entre comillas el nombre y apellidos de tu familiar para descubrirlo

¿QUE PASÓ EL DÍA EN QUE NACISTE?

Encuentra el ejemplar de La Voz que se publicó el día de tu nacimiento

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sucedió el 1981: Los líderes madrileños y la glucosa para sus pupilos gallegos