La Junta Electoral Central acredita que se puede votar con seguridad en A Mariña

Descarta tanto la suspensión como la posibilidad del voto por correo extraordinario. Se agota así la vía administrativa ordinaria y solo se puede recurrir ante el Tribunal Supremo

Simulacro de votación para el 12J en un colegio de Marín
Simulacro de votación para el 12J en un colegio de Marín

redacción / la voz

La Junta Electoral Central ha cerrado la puerta a la posibilidad de suspender las elecciones en A Mariña por el rebrote de covid-19 o a arbitrar medidas extraordinarias como el voto por correo fuera de plazo, como se hizo con los policías destinados a Cataluña en las elecciones generales del pasado 10 de noviembre. El máximo órgano ordinario en cuestiones electorales desestima así los recursos de Marea Galeguista y de Galicia en Común, después de que la Xunta Electoral de Galicia dictaminara que la celebración de las elecciones «no se entienden afectadas» desde el momento en que las actividades administrativas, económicas y sociales se desarrollan «con normalidad».

Tanto Galicia en Común como Marea Galeguista recurrieron este acuerdo y ahora la Junta Electoral Central lo confirma, alegando que en estos momentos «debe entenderse que las medidas adoptadas por la Administración garantizan unas condiciones adecuadas de circulación para poder acudir a votar, con la salvedad de segmentos reducidos de población, por motivos sanitarios suficientemente justificados en el marco de la situación de pandemia». En la misma línea, argumentan que «debe entenderse también» que las autoridades sanitarias han establecido las condiciones «adecuadas» para garantizar «el derecho a la salud de los votantes» y de las personas que intervienen en el proceso electoral.

Respecto a la posibilidad de arbitrar medidas extraordinarias para que se pueda votar por correo una vez terminado el plazo establecido, el órgano electoral central considera que no concurren las mismas circunstancias que arbitró el Tribunal Supremo el 8 de noviembre del 2019 con respecto a los policías destinados a Cataluña, autorizando un procedimiento especial para que pudieran ejercer su derecho a voto.

Los recurrentes tienen ahora la opción de presentar un recurso ante el Tribunal Supremo, pues la vía administrativa ordinaria está ya agotada. Galicia en Común y Marea Galeguista ya han decidido dar ese paso, al tiempo que piden una reunión entre los partidos. Los de Gómez-Reino plantea el encuentro solo entre los grupos de la oposición, mientras que Pancho Casal quiere que sea Feijoo el que lo convoque. «Anunciamos que presentaremos un recurso ante o Tribunal Supremo porque neste momento non están garantidos nin o exercicio do dereito recollido artigo 23 da Constitución nin todas as garantías sanitarias que permitan exercelo en liberdade», aseguró Marea Galeguista en un comunicado.  

El caso de Ordicia

Por otra parte, La Junta Electoral del País Vasco ha desestimado la petición de EH-Bildu de que se establezcan medidas especiales para poder votar en la localidad guipuzcoana de Ordicia y su comarca debido al brote de coronavirus y ha considerado que las ya establecidas son suficientes para que la población acuda a las urnas con garantías. El PSOE vasco animó ayer a votar en su cuenta de Twitter.

 

Mientras, la Xunta Electoral de Zona, con sede en Mondoñedo, aseguró este jueves que haber reforzado las mesas electorales garantizará unas elecciones seguras el domingo en A Mariña. A diferencia de anteriores comicios, donde para cada mesa electoral se habían designado un total de 9 personas (el presidente y dos vocales, más dos suplentes), para las autonómicas que se celebrarán el 12 de julio del 2020 la junta electoral tomó la decisión de elevar esa cifra hasta las 15 (el presidente y dos vocales, más cuatro suplentes). La pandemia del coronavirus, pero especialmente el hecho de que el virus continúe activo, motivó esta situación sin precedentes. «Estamos viendo que fue acertada», precisaron desde el órgano mindoniense. 

«Excusas» para las mesas

Las mismas fuentes detallaron ayer que más de 150 mariñanos «han presentado excusas» -es el término técnico usado para definir las solicitudes de renuncia- desde que dio comienzo el proceso electoral. Reconocen que la cifra es «algo superior» a la de anteriores comicios, pero aclaran que el covid-19 no ha sido, hasta el momento, la principal causa de renuncia. «Por coronavirus ha habido muy pocas, solo tres o cuatro», apuntaron desde una junta electoral que, al menos hasta ayer por la tarde, no había registrado un incremento en la cifra de peticiones como consecuencia de los brotes en A Mariña. Con todo, el órgano precisa que las citadas excusas se pueden cursar hasta el último momento «por causas sobrevenidas». La Xunta Electoral valora en sus reuniones si esas solicitudes son admitidas o no.

«Existen todas las garantías para poder votar», asegura Urkullu a los vascos

La Voz
El candidato del PNV, Iñigo Urkullu
El candidato del PNV, Iñigo Urkullu

El candidato del PNV a la reelección asegura que el brote de coronavirus de Ordicia, en Guipúzcoa, «está controlado»

El candidato del PNV a la reelección como lendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado a la ciudadanía vasca que existen «todas las garantías para poder votar» el próximo domingo con los protocolos establecidos por el Gobierno Vasco, y así lo ha avalado la Junta Electoral de Euskadi.

En una entrevista concedida a TVE, recogida por Europa Press, Urkullu ha reiterado que el brote de Ordicia (Guipúzcoa) está controlado, «al margen de que haya habido algún contacto en algún municipio de su entorno». Además, ha recordado que, en el caso de este municipio guipuzcoano, la actuación por parte del Departamento de Salud «ha sido inmediata».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

La Junta Electoral Central acredita que se puede votar con seguridad en A Mariña