De Ciudadanos a Vox y Marea Galeguista: así cierran su campaña los partidos minoritarios

la voz REDACCION

ELECCIONES 2020

Lavandeira jr

Los tres partidos aspiran a lograr representación en el Parlamento de Galicia, y a ese objetivo orientaron los últimos mensajes

10 jul 2020 . Actualizado a las 23:48 h.

Los partidos minoritarios, a los que las encuestas no les dan representación en el nuevo arco parlamentario que se forme tras las elecciones del domingo, cerraron la campaña electoral gallega arreando contra sus contrincantes. Mientras Ciudadanos cargaba contra el nacionalismo y su «fascinación por la violencia y el terrorismo» en el cierre de campaña, Iván Espinosa de los Monteros y Ortega Smith eligieron el municipio de Lalín para intensificar las críticas de Vox contra el candidato del PP Alberto Núñez Feijoo, al que calificaron de de ser «un fraude, un tramposo y un mentiroso». 

Ciudadanos en Santiago, contra el nacionalismo

Ciudadanos eligió Santiago para celebrar este viernes su último día de campaña con un mitin centrado en el lema Stop Nacionalismo y en el que el portavoz del partido en las Cortes Valencianas, Toni Cantó, cargó contra la «fascinación» de los partidos de esta ideología por «la violencia y el terrorismo».

Así lo expresaba frente a decenas de simpatizantes de la formación, durante un acto en formato de coloquio en plena Alameda de la capital gallega, donde también participaron el diputado en el Congreso Guillermo Díaz y la candidata de Ciudadanos a la presidencia de la Xunta de Galicia, Beatriz Pino, quien tuvo palabras de recuerdo por los 23 años del asesinato de Miguel Ángel Blanco por ETA.

En este contexto, el portavoz del partido naranja en las Cortes Valencianas ha lamentado que Compromís, «el BNG valenciano» que cogobierna con PSOE y Unidas Podemos, «apoye a gentuza como los de Bildu», para seguidamente apuntar la «fascinación que tiene el nacionalismo por la violencia y el terrorismo que ha asolado este país».

«A mí se me cae el alma a los pies cuando veo que al señor Otegi (líder de EH Bildu) lo paran en las calles de Cataluña para hacerse un selfi con él. Eso tiene que ver con el adoctrinamiento, porque si a los hijos de los catalanes les hubiesen explicado realmente lo que fue ETA, lo que hizo ETA, no solamente en el resto de España sino también en Cataluña estoy seguro de que no le pararían en la calle para hacerse un selfi», ha relatado.

Paralelo a ello, Toni Cantó acusó al nacionalismo de «convertirse en un lastre» que «dificulta mucho la modernización» del país no solo en Galicia, sino también en Euskadi, en Cataluña y en su tierra, en la Comunidad Valenciana. No en vano, ha criticado que esta problemática «ha contado con la connivencia, la complicidad y la ayuda del Partido Popular y del Partido Socialista».

Todo esto, añadió Cantó, se manifiesta a través de «una ley electoral injusta», que permite que estas formaciones estén «siempre sobrerrepresentadas» en las instituciones; a través de la ausencia de una Selectividad y una tarjeta sanitaria «únicas»; y a través de una España con «serios problemas de igualdad y de modernización», de lo que ha insistido en culpar a populares y socialistas por «ir cediéndoles privilegios».

Por su parte, la candidata del partido naranja, Beatriz Pino, recordó los «ataques continuos» que sufrió la sede de Cs en Santiago y que se toparon con el «silencio absoluto» del resto de fuerzas políticas. «Al final, es una cuestión de respeto al que piensa distinto», añadió.