El PP llama a participar frente al triunfalismo, y la izquierda, para conseguir el «sorpasso»

Los expertos estiman que el temor a los contagios apenas influirá en un aumento de la abstención

Una mujer coloca un cartel informativo en una calle de Viveiro
Una mujer coloca un cartel informativo en una calle de Viveiro

Redacción / La Voz

Pocas veces habían acudido los gallegos a las urnas en un escenario tan incierto. La atípica convocatoria en medio del verano coincide con un brote de coronavirus que tiene a una comarca con movilidad limitada, y con un elevado porcentaje de personas que aún no decidieron su voto. Los cuatro grandes partidos centran los últimos días de campaña hacia el 12J en combatir la abstención, movilizando tanto a los indecisos como a aquellos con temor a los contagios, pese a las extremas condiciones de seguridad previstas en los colegios electorales.

El PPdeG lo hace preocupado por una excesiva confianza de sus votantes en revalidar la mayoría absoluta. «Que nadie dé nada por hecho pensando que está todo ganado», advierten desde el partido para evitar triunfalismos, cuando todas las encuestas publicadas hasta el lunes diesen una holgada mayoría a los populares. En cuanto a la alerta sanitaria de A Mariña, con siete hospitalizados y más de 120 casos activos, el PP considera que no debería afectar en exceso a la participación en toda la comunidad, «si acaso a aumentarla», argumentando que los gallegos deberán decidir quién gestionará futuros rebrotes: un gobierno de Feijoo o un multipartito «que no se sabe si estará liderado por Gonzalo Caballero o Ana Pontón».

El candidato socialista se ha pasado la campaña llamando a aglutinar el voto progresista en torno a sus candidaturas. Caballero trata de tapar las fugas de sufragios hacia otras siglas, especialmente hacia el PPdeG, que según los sondeos lograría absorber los apoyos que tuvieron PSOE, Vox y Ciudadanos en las generales de noviembre. El mismo mensaje trasladó el presidente Pedro Sánchez en los dos mítines con los que arropó al candidato en campaña, y así lo repitió ayer la vicepresidenta Carmen Calvo.

El BNG es el otro gran beneficiado de los trasvases de votos desde el resto de formaciones. Los nacionalistas disputan la segunda plaza al PSdeG y detectan «unha maioría social que quere un cambio galego» liderado por Ana Pontón. Ayer, durante un mitin en Santiago, la candidata situó a la «mobilización masiva» y a «encher as urnas de papeletas do BNG» como fórmula ganadora para materializar esa alternativa en el gobierno gallego.

El cuarto partido con opciones de tener representación en el Parlamento, Galicia en Común, persuade a su electorado con los diputados que se disputa con el PPdeG, según sus estimaciones, en las provincias de A Coruña y Ourense. Así, movilizar los votos hacia la coalición no solo aumentaría su renta de escaños, sino que los restaría a la candidatura de Feijoo.

La participación, una incógnita

No hay precedentes que permitan saber si habrá mayor o menor abstención. Los expertos demoscópicos coinciden en señalar que sí bajará la participación, pero que el temor a los contagios apenas influirá. El director del Instituto Sondaxe, Carlos Cigarrán, estima una ligera caída de unos seis puntos respecto a la participación en el 2016. «Hay otro factor, que viene dado por la certidumbre de la mayoría absoluta. La abstención afecta más a quienes ven su objetivo difícil de alcanzar», apunta, por lo que será el electorado del PPdeG el que cuente con mayor motivación a acudir a los colegios. En cuanto al temor a los contagios, Sondaxe concluye a partir de sus investigaciones que este factor disuade a los votantes de menor edad a acudir a los colegios, en vez de a la población más vulnerable.

Para la politóloga Belén Barreiro, directora de la agencia 40dB y expresidenta del CIS, «ningún escenario se puede descartar». La consultora proyecta una bajada de la participación, pero no tan pronunciada como la que se observará en el País Vasco ese mismo día debido a la menor incidencia del virus en Galicia. El brote en A Mariña, sin embargo, «aumenta los márgenes de incertidumbre». De haber un partido perjudicado, ese sería el PPdeG. «Muchos votantes potenciales de Feijoo son indecisos», subraya la analista, que condiciona la mayoría absoluta del candidato popular al apoyo de ese electorado.

El presidente de GAD3, Narciso Michavila, dice que es «muy difícil» que caiga la participación en los municipios rurales por la escasa concentración de población, precisamente donde el PP consigue sus resultados más contundentes. «La megacrisis del covid-19 ha puesto a cero el marcador electoral en muchos aspectos. Si Feijoo no lograra gobernar no será por cansancio del electorado, ya que ahora lo que busca son formulas conocidas», añade Michavila.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos
Comentarios

El PP llama a participar frente al triunfalismo, y la izquierda, para conseguir el «sorpasso»