El PPdeG encara la semana decisiva reduciendo su ventaja sobre la izquierda

PSOE y BNG crecen parejos sin romper el empate, y Galicia en Común toca su suelo


santiago / La voz

Todavía queda partido por jugar. Uno de cada cuatro electores gallegos están indecisos, no saben a quién votar el próximo domingo o que prefieren no decirlo, y el nivel de abstención puede rebasar el 42 %, seis puntos más que hace cuatro años, y esos son elementos que añaden incertidumbre a las elecciones del 12 de julio, que deberán decidir la composición del Parlamento y el próximo Gobierno de la Xunta. La encuesta diaria que elabora el Instituto Sondaxe para La Voz refleja que el Partido Popular tiene todas las papeletas para conseguir una nueva mayoría absoluta, si bien la formación capitaneada por Alberto Núñez Feijoo encara la semana decisiva reduciendo la ventaja que tenía sobre el bloque de la izquierda, al ceder en favor del BNG dos escaños que bailaban en las provincias de Pontevedra y Lugo.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

El PPdeG encara la semana decisiva reduciendo su ventaja sobre la izquierda