Los partidos superan el ecuador de la campaña sin mover a los indecisos

La bolsa de votantes opacos y dudosos sigue en el 30 %, el doble que hace cuatro años

Clientes de un bar durante el debate electoral
Clientes de un bar durante el debate electoral

redacción / la voz

Nada ha cambiado durante la última semana para cerca de 400.000 gallegos que aún no saben qué papeleta depositarán el domingo 12 u optan por no desvelarlo. El porcentaje de voto indeciso y oculto —encuestados que no revelan su preferencia— supera el 30 %, según el tracking diario de Sondaxe y el barómetro preelectoral del CIS, un porcentaje que duplica al de hace cuatro años. A estas alturas en el 2016 era del 14 %. A solo nueve días para las elecciones, y tras superar el ecuador de la campaña, los partidos dirigen su mensaje a convencer a esa importante masa electoral.

El PPdeG ha basado su campaña en remarcar la gestión del presidente Feijoo durante los últimos once años frente a la «incertidumbre» de una alternativa en la Xunta compuesta por «hasta diez partidos», un listado en el que los populares gallegos incluyen las siglas que integran la coalición de Galicia en Común. En los próximos días jugará la baza de un candidato con experiencia «que llega aprendido» y que, al día siguiente de las elecciones, «seguirá trabajando». Otra de las claves hasta el domingo será «combatir el exceso de confianza» para alentar al voto, advirtiendo de que «no hay nada ganado».

Los cuatro partidos con opciones de entrar en el Parlamento insisten en llamar a la participación ante una convocatoria con incógnitas sobre la abstención por la crisis sanitaria y la época estival. Gonzalo Caballero resaltó ayer que «hai un espazo para a mobilización do electorado progresista», recordando los resultados de las generales de noviembre en Galicia, donde los socialistas obtuvieron los mismos diputados que los populares. El candidato del PSdeG también recordó que hay un 35 % de electores que deciden su voto en la última semana de campaña —si bien el último barómetro del CIS rebaja hasta el 22,5 % esa proporción—. En la misma línea se inclina Galicia en Común, donde consideran que cada vez hay más gente decidiendo el voto en la última semana.

El desembarco del vicepresidente Pablo Iglesias y, sobre todo, la ministra Yolanda Díaz, servirán para azuzar a su electorado en los próximos días. Según los sondeos que maneja la coalición, los últimos escaños de Pontevedra y A Coruña se disputan con el PPdeG, lo que demostraría a sus simpatizantes que su crecimiento se daría a costa de reducir la mayoría de Feijoo.

El BNG llegará al final de campaña en línea ascendente, con la intención de «facer historia» con la primera presidenta nacionalista de la Xunta. El Bloque apela a aglutinar todo el voto de «cambio real» y «en clave de país» en torno a sus candidaturas. 

Las estrategias de los partidos

PPdeG

Incertidumbre frente a gestión. Los populares gallegos insistirán en la «estabilidad que asegura su continuidad en la Xunta» frente a una alternativa «compuesta por hasta diez partidos».

PSdeG

Siete días para decidir el voto. Los socialistas confían en recuperar los apoyos obtenidos en las generales y en el tercio de electores que, según estiman, deciden su voto en la última semana.

BNG

Apelan a «facer historia». El BNG busca concentrar «todo o voto do cambio real» en sus papeletas para contar, por primera vez, con una mujer nacionalista al frente del gobierno gallego.

Galicia en Común

Crecer a costa del PP. Con las encuestas en la mano, Galicia en Común pretende movilizar a sus simpatizantes para sumar los últimos escaños en Pontevedra y A Coruña que disputa al PPdeG.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los partidos superan el ecuador de la campaña sin mover a los indecisos