Librarse de ir a la mesa electoral no es tan fácil

Javier Becerra
Javier becerra REDACCIÓN / LA VOZ

ELECCIONES 2020

Votaciones en la mesa electoral en Fontiñas (Santiago) en las elecciones generales
Votaciones en la mesa electoral en Fontiñas (Santiago) en las elecciones generales

Salvo con baja médica, ser persona de riesgo ante el coronavirus no sirve de excusa

01 jul 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La situación creada por el covid-19 ha generado un incremento en las alegaciones para no ir como presidente o vocal a la mesa electoral. Si en el arranque de la semana saltaba a la luz el caso de Vigo, donde se tendrá que repetir el sorteo debido al alto número de renuncias, ayer se encontraba otra situación anómala. Tal y como informa Marta Vázquez desde Ourense, se constata un repunte de las excusas por motivos de salud. Entre ellas, muchas referidas a enfermedades que los hacen más vulnerables ante el coronavirus.

Este supuesto no tiene viabilidad alguna, salvo en el caso de que el particular cuente con una incapacidad temporal para el trabajo. Una circunstancia que se debe acreditar con la correspondiente baja médica. Así lo indica la legislación, concretamente la instrucción 6/2011 que interpreta el artículo 27.3 de la Ley de Régimen Electoral General, el que trata los impedimentos y excusas para los cargos en las mesas. También serviría aquella lesión, dolencia o enfermedad que aunque no haya dado lugar a la declaración de incapacidad para el trabajo, impida ejercer las funciones asignadas en la mesa. Es imprescindible, en este caso, un certificado médico que detalle qué limitaciones tiene la persona y cómo afectan a la tarea.

Excepciones por embarazo

Entre las causas objetivas que sirven de excusa para renunciar a participar como vocal o presidente de mesa se encuentra el embarazo a partir del sexto mes. También el período de descanso maternal. Una vez nacido el bebé, la madre podrá apelar al período de lactancia natural o artificial hasta que cumpla nueve meses. En el supuesto de una situación de riesgo durante el embarazo durante los primeros seis meses del mismo, se podrá aplicar la misma excepción.