El PSdeG respalda el pacto con UP como la única salida posible

«Con que gobierne Sánchez me vale», destaca Abel Caballero

Gonzalo Caballero, secretario xeral del PSdeG-PSOE
Gonzalo Caballero, secretario xeral del PSdeG-PSOE

Santiago / La Voz

Una semana antes de que arrancara la campaña de las generales del 10N, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, aprovechaba su asistencia a un pleno de la FEMP en Madrid para advertir con contundencia que «nunca, nunca» pactó ni pactaría con Podemos para poder gobernar. Es evidente que lo que es válido para el PSOE de Vigo no lo es para el resto del partido, y la prueba más evidente es que el propio Caballero matizó ayer sus palabras apoyando implícitamente el acuerdo con la formación morada con este argumento: «Con que gobierne Pedro Sánchez me vale, porque garantiza inversiones en Vigo».

En el PSOE gallego no hay ningún pronunciamiento público en contra del llamado pacto del abrazo, con el que sí mostraron reservas dirigentes de la vieja guardia como Felipe González o Rodríguez Ibarra y otros en activo como el presidente castellano-manchego, Emiliano García-Page. El alcalde de Vigo mantenía en gran medida las mismas reservas antes de las elecciones, pero a la vista del resultado moduló su postura de tal forma que su opinión es ampliamente compartida en el PSdeG.

Aunque la alianza con Unidas Podemos, y sobre todo la presencia de Pablo Iglesias en el futuro Ejecutivo con un peso relevante, no es lo que más agrada a los socialistas gallegos, lo cierto es que aceptan que se pueda constituir este bipartito de izquierdas, que sería el primero en 41 años de democracia española, al verlo como la única salida posible para intentar la gobernación del país sin dejársela a la derecha.

El día después al 10N, cuando los líderes del PSOE y de Podemos ya estaban negociando con absoluta discreción el acuerdo, el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, se pronunciaba en esta misma dirección. Se trata de un dirigente político que siempre hizo gala de su capacidad de entendimiento institucional con el PP, pero ese día puso de relieve que su esperanza estaba en que se conformara un «Goberno progresista», liderado por el PSOE, pues no veía posibilidad alguna de que se pudiera hacer un Ejecutivo «de gran coalición» entre PSOE y PP, así que la opción rojimorada era la única que, en su opinión, podía evitar el escenario de las terceras elecciones.

También fijaron posición dirigentes como la presidenta de la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, quien tras saber del principio de acuerdo valoraba en Twitter que la ciudadanía «explicitó lo que quería», así que, en consecuencia, había que llegar a un entendimiento. Del acuerdo en concreto escribió: «Yo lo aplaudo. Necesitamos Gobierno ya».

La alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, saludó el pacto por la necesidad imperiosa de darle estabilidad al país y acabar con la interinidad en la toma de decisiones. Resaltó que el entendimiento entre fuerzas progresistas «siempre es positivo», como asegura que se puso de manifiesto en la ciudad de A Coruña, y que esto se pueda dar en el ámbito del Estado es algo que —apuntó— permitirá «desbloquear grandes proyectos que llevan mucho tiempo pendientes» en A Coruña.

El pacto del abrazo no tiene por ahora detractores en el PSOE gallego, aunque no son pocos los que hacen un ejercicio de voluntarismo cruzando los dedos para desear que todo salga bien. El propio secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, dejó claro ayer que Pedro Sánchez tiene el respaldo unánime de la federación gallega para establecer dicha alianza. Lo refrendó la ejecutiva del PSdeG el jueves, con este pronunciamiento: «Apoiamos un Goberno progresista que respecte o Estado de dereito e o marco constitucional», dejando claro que la presencia del PSOE en dicho pacto es «a mellor garantía» para respetar la democracia y la convivencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El PSdeG respalda el pacto con UP como la única salida posible