El PSOE no suma con las fuerzas «progresistas» sin depender del independentismo


Madrid/ La Voz

Sánchez e Iglesias han firmado un preacuerdo de Gobierno con el que, según dicen, aspiran a superar la investidura y a formar Gobierno con un proyecto «progresista» y que no dependa de los votos de los independentistas. Ambas premisas, sin embargo, son imposibles de cumplir a la luz de la aritmética parlamentaria. Sumando todas las fuerzas que pudieran apoyarles, y dando por bueno que un partido conservador como el PNV sea progresista, el máximo de votos que podrían tener es de 169. Serían 120 del PSOE, 35 de Unidas Podemos, 7 del PNV, 3 de Más País, 1 del PRC, 1 del BNG, 1 de Teruel Existe y 1 de Nueva Canarias. Incluso sumando a todas esas fuerzas, para no depender de los independentistas a Sánchez ni siquiera le bastaría la abstención de Ciudadanos, porque en ese caso el resultado sería 169 síes y 171 noes. Incluso aunque se sumara el diputado de Coalición Canaria, habría empate a 170, lo que haría decaer la investidura. Cs tendría que votar a favor de ese Gobierno, que es a lo que aspira Sánchez, pero difícilmente se podría calificar eso de una suma progresista. Si Ciudadanos se abstiene o vota en contra, Sánchez solo podría ser investido, incluso sumando toda esa amalgama de partidos, si alguna fuerza independentista lo permite. JxCAT y la CUP votarán en contra. Pero a Sánchez le bastaría la abstención de ERC (13 escaños), con la que en caso de voto en contra de Cs el marcador sería 169 síes y 168 noes. La investidura del líder del POE depende por tanto del voto a favor de Cs o la abstención de ERC.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El PSOE no suma con las fuerzas «progresistas» sin depender del independentismo