La pedrea del último diputado

El PSOE se lleva el cuarto escaño de Lugo y Ourense. Vox y PP son los mayores beneficiados en el resto del país

El exalcalde de Redondela, Javier Bas, logró el último acta por Pontevedra
El exalcalde de Redondela, Javier Bas, logró el último acta por Pontevedra
M.V.
madrid / colpisa

El reparto del último diputado ha favorecido al PSOE este 10 de noviembre. Los socialistas se adjudicaron el cuarto diputado en las circunscripciones de Lugo y Ourense, donde obtuvieron el mismo número de actas que el PP a pesar de contar con un 6 % menos de los sufragios en cada una. En A Coruña, el octavo diputado fue para el BNG, que se quedó a unos 11.200 votos de lograr un escaño más en Pontevedra, cuyo séptimo representante cayó en manos del Partido Popular. Las 6.000 papeletas más que sumó el PP respecto al 28 de abril le permitieron empatar con el PSOE en número de diputados en esta provincia. 

PP y Vox, los más beneficiados

En el resto del país se han asignado escaños con menos de 200 votos de diferencia entre partidos. El PP y Vox fueron los principales beneficiarios en estos repartos y los socialistas resultaron los más perjudicados.

Hasta 21 de los 88 diputados populares fueron los últimos que se adjudicaron en sus respectivas circunscripciones, casi la cuarta parte. Una batalla trepidante se vivió en Melilla, donde el PP se hizo con el último escaño por 179 papeletas de diferencia sobre Coalición por Melilla (CpM), la formación local que capitanea Mustafá Aberchán. Durante el escrutinio, el diputado de la ciudad autónoma bailó entre ambos partidos, pues llegó a otorgarse a CpM durante buena parte de la noche.

En Málaga, los populares arrebataron la última acta en juego a Vox por 826 sufragios. Pero no siempre salieron ganadores. El PNV se hizo con su cuarto representante en Vizcaya por 163 votos de diferencia sobre los populares. Vox, aupado en su inercia ganadora, consiguió nueve de sus 52 escaños por tener mejores restos que sus contrincantes. En Baleares logró el octavo diputado por apenas 884 votos de diferencia sobre el PSOE. 

Triunfos ajustados

El PSOE también consiguió quince de los últimos escaños en juego, pero en el cómputo general perdió más que ganó, ya que fue derrotado en 21 pujas finales.

Obtuvo triunfos por la mínima, como el quinto representante que se repartía en Huelva, que arrebató por apenas 218 votos a Unidas Podemos, y se alzó con el tercero de Cuenca al aventajar por 200 sufragios al partido de Abascal. También encajó derrotas dolorosas, como la sufrida en Ceuta, donde vio como el escaño en juego caía del lado de Vox por algo más de mil papeletas. Otros partidos beneficiados en estas disputas fueron EH Bildu, que ganó dos últimos puestos al PP en el País Vasco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La pedrea del último diputado