ERC condiciona su abstención a que haya una mesa de negociación «entre iguales»

Endurece su posición ante el temor de que Torra adelante las elecciones en Cataluña

Lastra y Rufián explorarán hoy la posibilidad de un acuerdo entre el PSOE y ERC
Lastra y Rufián explorarán hoy la posibilidad de un acuerdo entre el PSOE y ERC

Madrid / La Voz

Una vez que Ciudadanos ha anunciado ya que votará en contra de la investidura de Pedro Sánchez, el Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos no tiene ninguna posibilidad de salir adelante sin la abstención o el voto a favor de los independentistas de ERC. Y, al contrario de lo que ocurrió en julio, cuando se abstuvo en la investidura de Sánchez y fue uno de los máximos defensores del Ejecutivo de coalición sin exigir nada a cambio, en esta ocasión quiere vender muy caro su apoyo. En ERC advierten de que «han pasado muchas cosas» desde abril, en alusión a la condena por sedición del los líderes del procés y el endurecimiento del discurso de Sánchez sobre Cataluña.

Guiño en el acuerdo

El guiño introducido en el punto noveno del acuerdo entre Sánchez e Iglesias, que sitúa como una prioridad «garantizar la convivencia en Cataluña y la normalización de la vida política» mediante el diálogo y «buscando fórmulas de entendimiento» no parece suficiente. El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, puso encima de la mesa las condiciones para abrirse a la abstención. Y la primera es que Sánchez asuma el compromiso de crear «una mesa de negociación política» sobre Cataluña «entre iguales». «Como mínimo, que haya un reconocimiento de conflicto con el Estado, o aquí no hay nada que hablar», señaló Aragonès, que aclaró que «ahora estamos en el no, y cuando se muevan, veremos».

Lo que pretende ERC es que se vuelva a un escenario de negociación que tome como punto de partida el llamado acuerdo de Pedralbes, en el que Pedro Sánchez y el presidente catalán, Joaquim Torra, se comprometieron a buscar un «diálogo efectivo» en torno al «conflicto sobre el futuro político de Cataluña» sin hacer mención a la Constitución, sino solo al «marco de la seguridad jurídica», y aceptaron la figura de un «relator» que mediara entre el Gobierno y la Generalitat. La posición de ERC está condicionada por el rebrote de las protestas en Cataluña y por la presencia de JxCat y la CUP en el Congreso.

Presión de PSC y En Comú a Torra

Un apoyo sin exigencias de los de Oriol Junqueras podría perjudicarles de cara a un más que probable adelanto de las elecciones en Cataluña, al ser visto como una muestra de debilidad y pactismo. Tanto el PSOE como Unidas Podemos confían sin embargo enque ERC no acabe bloqueando la formación de Gobierno. Más difícil será lograr el apoyo de JxCat. Tanto los socialistas catalanes como Catalunya en Comú pidieron ayer al presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, que no bloquee la formación de un Gobierno de coalición. Pero Torra respondió a la tesis de Sánchez de que lo que hay es un «problema de convivencia» entre catalanes que debe ser resuelto en Cataluña exigiendo al líder del PSOE que «abra una mesa de diálogo entre partidos españoles para afrontar el grave problema de fascismo que hay en España».

Torra pidió a Unidas Podemos que defienda en el Consejo de Ministros la libertad de los presos independentistas y el derecho a la autodeterminación. «Todo lo que pide que haga UP solo es posible si este Gobierno finalmente se constituye, así que doy por hecho que no lo bloqueará», le respondió rápido el socialista Miquel Iceta.

EH Bildu exige que se reconozca el derecho a decidir y la liberación de «presos políticos»

EH Bildu, cuya abstención podría ser también necesaria para que Pedro Sánchez consiga la investidura en función de las posiciones del resto de partidos, puso ayer precio a su voto: el reconocimiento del derecho de autodeterminación y la liberación de los que considera presos políticos. Su líder, Arnaldo Otegi, advirtió de que «en Cataluña hay un problema político, como en Euskal Herria, que se resuelve en el ejercicio del derecho de autodeterminación». «Si nos va a decir que el problema catalán es un problema de convivencia, que todo el límite está en la Constitución y que fuera de la Constitución no se puede hablar de nada, ni de derecho a decidir, que va a haber presos políticos, entonces, ahórrese la llamada porque no vamos a estar ahí», señaló Otegi, que exigió a PSOE y Unidas Podemos que les digan «a vascos, catalanes y gallegos cuál es su receta».

Presupuestos vascos

El apoyo de EH Bildu está complicado, pero Unidas Podemos está dispuesta a hacer el máximo esfuerzo posible para que el PNV, cuyos votos son imprescindibles en cualquier fórmula de investidura, apoye su Gobierno de coalición con el PSOE. El diputado de Elkarrekin Podemos por Vizcaya Roberto Uriarte se abrió ayer a que su partido facilite la aprobación de los Presupuestos del Gobierno vasco. El lendakari, Íñigo Urkullu, respondió que negociará con todos los grupos «de manera independiente a lo que ha sido el preacuerdo entre el PSOE y Podemos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

ERC condiciona su abstención a que haya una mesa de negociación «entre iguales»