La campaña no despeja las incertidumbres

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ELECCIONES 2020

Reuters Efe

Sin mayoría a la vista, los partidos no han hecho nada para superar un bloqueo que podría repetirse

09 nov 2019 . Actualizado a las 01:08 h.

La campaña más corta de la democracia da paso a las elecciones más inciertas. La atomización del Parlamento ha conducido a un modelo de bloques de izquierda y derecha formado por seis partidos. Y, según el promedio de los sondeos, el margen entre uno y otro es de solo un escaño, en torno a los 156 diputados, sin que ninguno sume mayoría absoluta. Pese a ello, en la campaña los partidos no han hecho nada para superar el bloqueo que obligó a repetir las elecciones.

Y formar Gobierno parece aún más complicado que en abril. A priori, solo un acuerdo PSOE-PP o un pacto de la izquierda con los independentistas permitiría una investidura. Estas son las claves de una campaña en la que se habló mucho de Cataluña y de Vox y casi nada de economía. 

PSOE

Sobreexposición de Sánchez. Sánchez planteó la campaña pidiendo el voto para el desbloqueo, más que para aplicar un programa, y negándose a una coalición con Unidas Podemos. Contaba con dos bazas que debían jugar a su favor. El giro de su discurso sobre Cataluña hacia la máxima firmeza contra el independentismo y la exhumación de Franco. La primera se volvió en su contra por la violencia con la que el secesionismo respondió a la sentencia del procés. Y la segunda, apenas ha contado en esta campaña. Para tratar de superar la desmovilización de su electorado, Sánchez tuvo una híperexposición en los medios, que le llevó a cometer errores. El más grave, su alusión a que la Fiscalía recibe órdenes del Gobierno, por lo que pidió perdón, achacando su desacierto al cansancio.