«Rajoy fue a Nueva York a reunirse con Alcoa; Sánchez fue y habló de Franco»

Aupado por Casado tras la renovación del comité ejecutivo popular, pasa la semana en Madrid con un ojo en Galicia


Santiago / La Voz

Si a alguien hay que preguntarle por la transformación política de Pablo Casado hacia la moderación es a Jaime de Olano, diputado por Lugo desde el 2011. Entonces conoció al que hoy es el candidato a presidente, al que apoyó desde el primer momento.

-¿Cuál es el Casado auténtico, el de abril o el de ahora?

-Estoy cerca de él, y es verdad que ahora transmite más tranquilidad. Pero hay que recordar las tensiones que existían en las pasadas elecciones, con Sánchez negociando con Torra sobre un documento anticonstitucional y convocando elecciones. Eso generó cabreo y urgencias, pero se ha modulado y ahora tiene un tono más propio, como es él, afable, abierto, cercano y dialogante.

-Usted que anda ahora por Génova, ¿quién tiene más predicamento allí, Aznar o Rajoy?

-Casado. El PP es fruto de su historia, con sus errores y muchos aciertos, pero estoy orgulloso del servicio que han hecho ambos a España. Lógicamente me quedo con la etapa de Rajoy porque participé directamente como diputado.

-¿Y cómo se ve allí al PPdeG?

-Con envidia. Llevamos tres mayorías absolutas y la estabilidad es un valor importante. Si se refiere a las relaciones, la de Casado y Feijoo es estupenda, como la de Teodoro García Egea y Miguel Tellado. ¡Y la mía con los cuatro!

-Entonces, ¿por qué son noticia los desencuentros de los líderes?

-Eso es más una cosa de los medios de Madrid que de la realidad. Los veo juntos y la sintonía es total, más allá de que en un partido pueda haber diferentes opiniones. Hay intereses por buscarle tres pies al gato, pero pinchan en hueso.

-Coinciden desde luego en pedir los votos a los que apoyaron a Ciudadanos y Vox en abril.

-Es que solo hay dos posibilidades, una liderada por Sánchez, que no quiere saber nada del PP y que prefiere la opción Frankenstein; o la alternativa liderada por Casado, que necesita agrupar el voto de centroderecha allí donde Ciudadanos y Vox no tienen representación. En Galicia hubo 80.000 votos a Vox que no sirvieron para nada, es como si todo el censo de la ciudad de Lugo no hubiera votado.

-¿Por qué no cuajó España Suma?

-Era una idea bonita. Todas las encuestas nos situarían ahora cerca de la mayoría. Pero hubo egoísmo por sacar un par de escaños más o por desgastar al PP. Eso lo puede corregir cada ciudadano en las urnas el domingo.

-¿Le hubiera gustado algún anuncio de Sánchez sobre Alcoa?

-Hablamos del mayor problema de una comarca donde viven 70.000 personas, la amenaza es seria.

-¿Qué problema solventaría primero en Galicia?

-Arreglaría la situación de la industria, porque significa empleo y es el futuro de las personas. Pero la relación de agravios es tan amplia y en tan poco tiempo que me asusta que Sánchez pueda estar cuatro años a pleno rendimiento. Es cierto que ha estado algo maniatado, menos de lo que dice, pero no ha hecho nada por Galicia.

-Tiene el diagnóstico, pero ¿qué solución ve para Alcoa?

-Feijoo ha promovido un borrador para las electrointensivas con seis medidas que hacen que el precio de la luz baje. Ese documento está en el Ministerio y la respuesta fue silencio. Detrás hay una cuestión de actitud. En el 2016, Rajoy fue a Nueva York para reunirse con el presidente mundial de Alcoa y se arregló el problema. Sánchez fue hace unos días y no se reunió con nadie, se dedicó a hablar de Franco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Rajoy fue a Nueva York a reunirse con Alcoa; Sánchez fue y habló de Franco»